El Universal
México, D.F.- El líder moral de Nueva Izquierda, Jesús Ortega, se destapó formalmente como aspirante a la dirigencia nacional del Partido de la Revolución Democrática y llamó a los gobernantes de extracción perredista a "no inmiscuirse" ni desviar recursos para apoyar a cualquiera de los candidatos.
"Los llamados y los discursos a la unidad quedan vacuos, quedan frágiles, cuando los que hacen los discursos levantan las hachas. Si levantan las hachas, no se ayuda al PRD", sentenció ayer.

Ello, a pregunta expresa sobre la presencia del jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard Casaubond -el sábado pasado- en un acto para la conformación de una nueva megacorriente, Izquierda Unida, a la que asistió Alejandro Encinas como precandidato.

Ortega advirtió: "Yo creo que todos los compañeros dirigentes deberían de ser muy sensatos para contribuir a la unidad.

"Todos los gobernadores y funcionarios electos del PRD deben ser extremadamente cuidadosos para contribuir a que el proceso electoral -interno del PRD- se desarrolle con unidad y no alentar enconos", dijo. (El Universal)

"Ser extremadamente cuidadosos para que nadie vaya a utilizar recursos de ninguna naturaleza, de ninguno de los gobiernos para apoyar a cualquiera de los candidatos.

"Es mejor para el PRD que los gobernantes no se inmiscuyan de manera directa en el proceso electoral. Deberían jugar un papel de cohesión, en lugar un papel de confrontación".

-¿Es un mal principio, un mal arranque para la contienda la presencia de Ebrard?, se le preguntó.

"Creo que no deben utilizarse reuniones de esa naturaleza para enconar. Deberían utilizarse para fijar posiciones, para elaborar propuestas, para hacer campaña en el mejor sentido de la expresión, pero sin alentar la confrontación. En ese sentido hay algunas cosas que haría yo un llamado, una recomendación para que se tuviera mucha sensatez para no contribuir a la confrontación y a la desunión, como sucedió lamentablemente con algunas expresiones.

-¿Cree que López Obrador pueda asumir en algún momento una posición como la que asumió Marcelo Ebrard el sábado?

"No, no tengo ningún temor. Me siento muy tranquilo. Me siento muy seguro. Voy a participar en una contienda y voy a contribuir a que esa contienda se desarrolle adecuadamente. No tengo ningún temor. Tengo alguna preocupación de que expresiones como la del sábado, en lugar de contribuir a la unidad del partido para todos ir contra la derecha, alienten el encono interno". (El Universal)