Rolando Franco
Saltillo, Coah.- El presidente del IEPC, Jacinto Faya Viesca, dijo que el punto de acuerdo de la fracción parlamentaria del PAN en el Congreso Local pidiendo su destitución, carecía de sustento.
Adujo que los legisladores panistas están equivocados en sus apreciaciones, pues la postura que ha asumido en contra de la reforma federal electoral nada tiene que ver con su labor como árbitro electoral.

"En eso están equivocados los diputados de la fracción parlamentaria `Vicente Fox Quesada' del PAN, pues mi postura y mis pronunciamientos defendiendo el federalismo y en contra del centralismo que se pretende imponer con el proyecto de reforma electoral, nada tienen que ver con mi trabajo o mi función como presidente del IEPC", declaró.

Precisó que su postura no ha sido ni a favor ni en contra de algún partido en particular, pues incluso, agregó, la reforma a la que se está oponiendo fue aprobada por legisladores de PAN, PRI, PRD y de otros partidos.

"Entonces dónde está la parcialidad de que se me está acusando o la falta de objetividad; a qué partido se supone que estoy favoreciendo", cuestionó Faya Viesca.

Insistió además que no podía hacer pronunciamientos y desligar de ellos su figura de consejero presidente del IEPC, pese a que, como en este caso, eran posturas que asumía de manera personal.

"Mientras sea consejero del Instituto no puedo hacer yo declaraciones un día como Jacinto Faya y otro como presidente consejero del IEPC; no, yo no puedo hacer eso", reiteró.

Sin embargo, el titular del IEPC aclaró que ninguna de sus declaraciones respecto a la reforma electoral son posturas del Consejo, pues para ello hubiera tenido que contar con la aprobación del resto de los consejeros electorales.