Lourdes de Koster / Vanguardia
Un sanitario sirvió de cuartel para una importante funcionaria de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), que para evitar a los representantes de los medios de comunicación, decidió encerrarse por casi una hora en este sitio y pedir a sus colaboradores que la auxiliaran para abandonar el lugar.
Magdalena Miranda Torres, directora de Asuntos Laborales de las oficinas generales de la SCT encabezó una reunión privada en la que junto a representantes del sindicato nacional buscaron acuerdos para levantar el paro que mantienen desde el jueves en las oficinas que tiene esta dependencia a lo largo del estado.

Parecía una visita guiada. Eran las 14:15 horas cuando terminó la reunión y los reporteros la abordaron.

Magdalena Miranda bajó a las oficinas e intentó encerrarse. Ante la insistencia de los representantes de los medios para conocer los ofrecimientos a los sindicalizados, Miranda salió y lanzando una serie de improperios se encerró en un sanitario y ahí permaneció hasta antes de las 15:20 horas.

Luego de varias llamadas con su teléfono móvil, la funcionaria federal pidió a poyo a sus colaboradores, y salió escoltada por seis funcionarios, para evitar el contacto con la prensa. Se volvió a cubrir la cara y corrió.