Universal
México.- A un mes de cumplir un año el proceso para elegir consejero de la judicatura federal, se atoró de nuevo. En el grupo parlamentario del PAN en el Senado hay dos posiciones: la que se opone a que sea un miembro del poder judicial y la que lo acepta.
Ricardo Monreal, del PRD, reveló que "hay voces de la Corte (Suprema Corte de Justicia de la Nación) que tratan de influir para que se elija a alguien del poder judicial" en ese cargo. No rechazó ni dio por buena la versión de que es el ministro Ramón Cossío quien trata de influir, pero recordó que éste tiene una excelente relación con el coordinador panista Santiago Creel, porque ambos coincidieron, como maestros, en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

De acuerdo con la información obtenida por esta diario, Jorge Meza Pérez encabeza la lista de candidatos finalistas; también estarían Jorge Camero Ocampo y Arturo Mercado López, los tres miembros del poder judicial.

El senador panista Ulises Ramírez, integrante de la Comisión de Justicia, aseguró que no ha visto cabildear al ministro Cossío para recomendar a determinado candidato al cargo de consejero.

También negó que su compañero Alejandro Zapata Perogordo esté en contra de que se elija a alguien del poder judicial, pero no se atrevió a decir lo mismo de su compañero Federico Doring.

El proceso de elección del consejero, que arrancó en noviembre del año pasado, se ha retrasado por diversos motivos. Uno de ellos por el empeño del PAN de forzar la incorporación de Rafael Estrada Sámano a la lista de candidatos.

Ahora, debido a que dentro del grupo azul se han expresado dos posiciones. Hay quienes argumentan que el consejero que elija el Senado no debe de ser del poder judicial porque entonces se estaría entregando a la Corte el control absoluto de la Judicatura en actividades de administración, vigilancia y selección de jueces. Por eso sugieren que se elija a un abogado de otra institución o de la academia para evitar la llamada "endogamia".

La Constitución establece que tres consejeros son nombrados por la Corte, dos por el senado y uno por el presidente de la República.

La vacante que existe desde el año pasado corresponde llenarla al Senado. Lo mismo la que se crearía en diciembre próximo cuando el magistrado Miguel Quirós Pérez concluya su periodo.

Si los dos que corresponde nombrar al Senado se escogen del poder judicial, es lo que advierten puede darle a la presidencia de la Corte (que por ley también preside el consejo de la judicatura) mayor control sobre dicho Consejo.

En contraste, dentro del PAN también hay quienes opinan que sería indebido descartar a los miembros del poder judicial del proceso, porque ninguna norma establece esa limitación.

Rodolfo Dorador Pérez, senador panista, consideró que un miembro del poder judicial en la Judicatura garantiza conocimiento de la institución.

Desde el 12 de abril pasado el ministro Guillermo Ortiz Mayagoitia, presidente de la Corte y de la Judicatura, hizo una "respetuosa súplica" al Senado para que hiciera el nombramiento.

Los senadores panistas tendrán que definir su posición para que este proceso avance y se elija al nuevo consejero de la judicatura federal.