Nueva York, EU.- Desde feministas jóvenes hasta las abuelas que abrazan a Hillary Rodham Clinton durante sus eventos de campaña, muchas mujeres que votaron en grandes números por la ex primera dama durante las primarias han empezado a lamentarse por el vuelco de los eventos. Saben que su sueño de que una mujer llegue a la Casa Blanca probablemente no ocurra este año y se preguntan cuando ocurrirá.
Philipina Heintzman, de 81 años, manejó 130 kilómetros (80 millas) por las praderas de Dakota del Sur hasta el poblado de Bath para escuchar el jueves a Clinton y atestiguar la historia: una mujer compitiendo por la presidencia, algo que durante su infancia nunca creyó ver.

Acerca de la probabilidad de que Clinton pierda la candidatura presidencial demócrata ante Barack Obama, ella respondió: ``Me lastimaría mucho, porque creo que ella debe ser la número uno, que debe ser presidenta''.

``Dénle la oportunidad a una mujer de hacer algo bueno'', acotó.

``Para nosotras, hacer que una mujer sea elegida es importante'', declaró Laurine Glynn, una residente de la ciudad de Nueva York, de 72 años. ``Hemos esperado y luchado mucho por esto.

Me preocupa que mi generación no vea a una presidenta''.

``Las mujeres están sintiendo mucha tristeza, desilusión y un poco de enojo cuando ven lo que pasó en esta competencia'', afirmó Debbie Walsh, directora del Centro para Mujeres Estadounidenses y Política de la Universidad de Rutgers.

Y por lo menos parte de ese enojo, agregó Walsh, es por el sexismo que algunos creen que afectó fuertemente las aspiraciones de la ex primera dama, vista en sitios desde camisetas hasta cascanueces de venta en aeropuertos.

Las mujeres í especialmente las adultas mayores blancas í han sido la base principal de apoyo electoral de Clinton. Durante las primarias, ella aventajó a Obama entre las mujeres en general, con 52% frente al 45%. Entre las mujeres de más de 65, Clinton recibió el apoyo del 61% frente al 34% de Obama.

Los asesores de Obama subrayan que él derrotó a Clinton entre las mujeres en por lo menos 12 estados durante las primarias, en parte debido al apoyo aplastante para su candidatura entre las mujeres negras. Obama podría convertirse en el primer presidente negro de Estados Unidos.

Y entre las mujeres de menos de 30 años, Obama rebasó a Clinton por un margen de 56% contra 43%, lo que sugiere que se sintieron más inspiradas por el mensaje de esperanza y cambio político de Obama que por la perspectiva de elegir a una de las suyas.

Paula Horwitz, de 84 años, tiene un cartel con la imagen de Clinton en el patio delantero de su casa en Pittsburgh, en el estado de Pensilvania, donde el senador de Nueva York venció en las primarias a Clinton. Ella cree que algunas mujeres más jóvenes ``simplemente no entienden. Ellas elegirán a un hombre, y los hombres seguirán diciéndoles a las mujeres qué hacer''.