Notimex
Por segunda ocasión en lo que va del Torneo Clausura 2009, la directiva de América se encerró con el plantel para exigir respuestas y encontrar soluciones a todo lo que vive este equipo desde hace mucho tiempo.
Se pensó que con la salida del argentino Ramón Díaz todo el panorama negativo cambiaría de la noche a la mañana, sin embargo, esta metamorfosis parece nunca aparecerá en unas Aguilas que tienen "las alas rotas".

Michel Bauer, presidente del equipo, y compañía pensaron en Jesús Ramírez como la solución y tras un inicio prometedor, parece que el "virus" que ataca al equipo no pasa por la dirección técnica.

Jaime Ordiales, director deportivo del cuadro "azulcrema", descartó que los jugadores ya están por encima de la institución, sin embargo, hay indicios que el vestidor no es el mejor en lo que se refiere a disciplina.

Muestra de esta situación ha sido la molestia de jugadores como Edgar Castillo, el paraguayo Enrique Vera y, apenas el pasado domingo, de su compatriota Salvador Cabañas y el chileno Jean Beausejour, inclusive este último se fue directo al vestidor.

"Chucho" Ramírez hace algunas semanas aseguró que él no tiene por qué discutir las modificaciones que hace, enviando un claro mensaje a los jugadores sobre su jerarquía como técnico, el cual, sin embargo, al parecer no fue bien recibido por el plantel.

Ya se anunciaron castigos económicos para Vera y Angel Reyna por las expulsiones que sufrieron, con lo que se espera que los jugadores reconsideren su postura porque podría haber otro tipo de determinaciones la final de la campaña si la situación se mantiene de la misma forma.