Juan Demetrio Cisneros
Vence plazo y beneficiados no acuden a firmar carta de supervivencia
Entre 25 mil y 30 mil pensionados y jubilados del Seguro Social en la entidad están en riesgo de que el Instituto les suspenda el pago de su prestación, pues aunque el día 20 de este mes venció el plazo para que acudieran a firmar su comprobación de supervivencia y esas personas aún no cumplen con ese trámite decretado a nivel nacional.

De igual manera, un 30 por ciento del total de viudas y huérfanos que reciben una pensión mensual por el fallecimiento del padre, no han cumplido con esa misma obligación, por lo que también pueden ser sujetos de la suspensión de esa prestación económica.

Francisco Javier Vázquez González, responsable del área de prestaciones económicas de la delegación estatal del IMSS en Coahuila, señaló que en Coahuila se cuenta con un padrón de 127 mil pensionados y jubilados, cifra de la cual entre un 20 al 25 por ciento no han acudido a la institución para firmar la documentación, en donde se acredita que la persona está vigente para recibir la prestación.

Explicó que en todos los casos en que los interesados no atiendan con esta disposición, en forma automática el sistema los dará de baja, por lo cual su pensión ya no será emitida a partir del uno de junio.

En los casos en que las personas, por algún impedimento físico o que están privadas de su libertad, no puedan presentarse en los módulos de prestaciones económicas y sociales de los hospitales y unidades médicas que funcionan en la entidad, cualquier familiar puede dar a conocer el problema y el Instituto enviará a su personal para que el interesado cumpla con la firma del documento de comprobación de supervivencia.

"En ningún caso se aceptan las llamadas cartas poder notariadas, pues el programa es personalizado y debe verificarse físicamente que el beneficiario sigue vivo, por lo cual el Instituto tiene personal para acudir a los lugares necesarios para comprobar la existencia del jubilado o pensionado", recalcó el entrevistado.

Respecto de quienes acudan en forma extemporánea a firmar el documento, Vázquez González explicó que en esos casos los datos se ingresan al sistema y se regulariza la situación del interesado, a quien se le pagarán todos los meses que no haya recibido su prestación.

"No importa el tiempo en que la persona regularice su situación, pues si deja pasar meses o años, una vez que compruebe su supervivencia, de inmediato se ingresa al sistema y se le paga todo en forma retroactiva, pero lo mejor es que estén al corriente y se eviten problemas por no poder disponer de su pensión", añadió el funcionario.

En el caso de viudas y huérfanos mayores de 10 años, éstos también deben cumplir con esa disposición y de esa manera lograr que cada mes reciban la pensión correspondiente.