Houston, EU.- El ala-pívot dominicano, el novato Al Horford, sigue afianzándose como el mejor jugador bajo los aros, mientras que el escolta argentino Manú Ginóbili y su compatriota Luis Scola destacaron en los tiros, para ser los latinoamericanos destacados en la jornada de la NBA.
Horford continúa siendo clave para los Hawks de Atlanta en el juego bajo los aros, pero esta vez su esfuerzo no pudo evitar la derrota por 123-126 ante los SuperSonics de Seattle.

El dominicano logró 14 rebotes, anotó siete puntos y otorgó dos asistencias.

Para Horford fue la segunda mejor marca en rebotes en lo que va de la campaña, después de los 15 que consiguió el 7 de este mes, en el triunfo de su equipo por 105-96 ante los Suns de Phoenix.

De ocho partidos que ha jugado el dominicano, en seis ha logrado doble dígito en el apartado de rebotes, en donde su registro más bajo, es de 7, que ha conseguido en dos ocasiones.

Horford, seleccionado con el número tres por los Hawks, tiene un promedio de 10,9 rebotes por partido, y es el líder del equipo en ese renglón.

En partido en que se enfrentaron los argentinos Ginóbili y Fabricio Oberto contra su compatriota Scola, éste último fue el mejor en cuanto puntos anotados, pero su equipo, los Rockets de Houston perdieron 84-90 ante los Spurs de San Antonio.

Scola logró su mejor partido desde que llegó a la NBA para ser el líder indiscutible de Houston, y en 30 minutos de acción anotó 20 puntos con 10 de 11 tiros de campo, capturó cuatro rebotes, perdió un balón y cometió tres faltas personales.

Ginóbili consiguió 19 tantos en 29 minutos al anotar 5 de 14 tiros de campo, incluidos 3 de 6 triples, y estuvo perfecto con 6-6 desde la línea de personal, capturó nueve rebotes, repartió siete asistencias, recuperó un balón y puso un tapón para tener como única mancha las seis pérdidas de balón.

Su compatriota, Oberto, siguió de titular y jugó 17 minutos con los Spurs para irse sin anotar ningún punto, pero capturó cuatro rebotes y recuperó un balón.

"Me alegro por el gran partido que hizo Luis (Scola), pero para nosotros también era muy importante la victoria y luchamos al máximo", comentó Ginóbili. "No hubiese sido bueno perder un segundo partido consecutivo y más ante un rival como los Rockets, que además llegaban sin McGrady".

Por su parte, Scola comentó que "ha sido una pena no haber podido ganar el partido después de todo el esfuerzo que hicimos como equipo, pero estoy contento con el rendimiento individual, pero lo mejor siempre es que gane el equipo".

Otro argentino en la jornada, que también fue clave en el partido, fue el escolta Carlos Delfino, que ayudó a que los Raptors de Toronto derrotaran 110-101 a los Pacers de Indiana.

Delfino jugó 24 minutos para conseguir 11 tantos con 3 de 7 tiros de campo, los tres fueron triples en seis intentos, y acertó 2 de 2 desde la línea de personal, capturó un rebote, recuperó un balón y puso un tapón.

El escolta reserva dominicano Francisco García tuvo una aportación discreta y ayudó a que los Kings Sacramento vencieran 123-118 a los Knicks de Nueva York.

García salió al campo de juego durante 21 minutos para encestar 1 de 6 tiros de campo, y sue perfecto en los tiros de personal con 2 de 2, logró tres rebotes y dio una asistencia.

El reserva puertorriqueño Carlos Arroyo tuvo poco minutos de juego, y ayudó con dos puntos a los Magic de Orlando que vencieron 95-70 a los Nets de Nueva Jersey.

Arroyo jugó 12 minutos con los Magic para aportar dos puntos después de anotar 1 de 6 tiros de campo, falló un triple, no fue a la línea de personal, y capturó dos rebotes.