Sergio Castillo
TiVo, un sistema creado para televisión de paga, que permite al televidente saltarse los comerciales y ver su programa favorito cuando quiera, ya está en México
TiVo es un sistema de grabación y manipulación de contenidos de televisión por cable, a través del cual se pueden grabar programas, pausar su transmisión mientras el espectador los ve, buscar producciones específias de acuerdo al tipo de programa, a los actores que participan o al nombre de un equipo de foot ball.

TiVo utiliza un disco duro que permite alamacenar hasta 300 horas de grabación de programas, que pueden guardarse a través de un sistema de cable digital, de transmisiones satélitales (Sky o Directv), o por medio de la antena parabólica convencional.

Los orígenes de esta tecnología se remontan a 1997, cuando la empresa TiVo presentó la primera grabadora de video digital de uso doméstico (Digital Video Recorder: DVR).

Esta tecnología, creada en Estados Unidos y difundida posteriormente a Canadá e Inglaterra, ahora está disponible en la Ciudad de México a través de la concesionaria Cablevisión.

Una de las caracterísiticas más atractivas de estos DVR's es que una porción del disco está reservada para un "buffer", que mantiene la grabación constantemente y almacena la última hora de transmisión en vivo. Si el espectador llega 10 minutos después de que haya comenzado la emisión, se puede retroceder esos 10 minutos y disfrutarla desde el principio.

Pero más allá de tener al alcance una herramienta que graba los programas favoritos de un telespectador sin importar los cambios de horarios o de programación, TiVo podría revolucionar la manera de ofertar productos en televisión. Y es que gracias a esta tecnología, el televidente tiene el control real de su receptor de televisión: ahora puede ver sus programas preferidos a la hora que sea, cuantas veces quiera y sin cortes comerciales.

El famoso Prime Time u Horario Triple A, impuesto por las televisoras desde hace décadas para vender más caros los espacios publicitarios durante la transmisión de sus programas estelares, podría desaparecer y con ello el jugoso negocio de la televisión.

Esto sugiere que los anuncios de video en internet podrían constituir el futuro de la publicidad interactiva. De acuerdo a informes de la consultora Zenith Optimedia, en este año las ventas de espacios publicitarios en radio fueron inferiores a los de internet y para 2008 la tendencia se afianzará y se extenderá a la televisión.

Sin embargo, algunos expertos advierten que internet no es televisión, y no pasará mucho tiempo antes de que los cibernautas dejen de conformarse con teleanuncios de 30 segundos ajustados a un banner, y comiencen a pedir contenidos y experiencias audiovisuales mucho más originales.

Habrá que esperar el impacto que TiVo tendrá en la publicidad de televisión por cable en México, país donde cerca de 1.5 millones de hogares cuentan con el servicio. Mientras tanto Cablevisión, empresa subisidiaria de Televisa, anunció el pasado 13 de septiembre que la contratación de TiVo costará 499 pesos y mensualmente los usuarios deberán pagar 149 pesos.