Semanario
Un crítico Pluscuamperfecto
Un crítico Pluscuamperfecto
Mario Vargas Llosa, el escritor peruano nacionalizado español, ha sido siempre un crítico exigente e implacable de la política mexicana. Después de calificar al régimen del PRI como una "dictablanda" -adjetivo que recuerda los relojes gelatinosos de Salvador Dalí- y una "dictadura perfecta", describe ahora al régimen del PAN, que inicia su segundo sexenio, como una "democracia imperfecta". Quizá debiera recordar este escritor, que nunca se nacionalizó mexicano pero que, al parecer, tuvo secretas ganas de hacerlo, que la política es en sí mismo el reino de lo imperfecto.

La DEA en México
Si en el problema migratorio no se registra ningún avance, la cooperación policíaca para combatir el narcotráfico es un hecho: dinero, armas y agentes de la DEA fluyen generosamente hacia México, consiguiendo decomisos como el del avión caído en Cancún, las diez toneladas de cocaína en Tamulipas, o la captura de Sandra Avila, la Reina del Pacífico. Lo único que no entendemos es cómo los cárteles mexicanos se dejan penetrar por agentes de acento gabacho, así tengan el color de la piel de los chicanos.

La pesadilla de Mohamar
Acaso Oscar Mohamar pensó que falsificar un documento del Congreso de la Unión era tan sencillo e inofensivo como robarse un examen de bachillerato del Colegio Zaragoza. Pero no contaba, en el momento en que lo hizo, con que un condiscípulo suyo, un poco mayor, un poco más calvo, Jericó Abramo, llamaría la atención sobre el ilícito, convocando para castigarlo nada menos que a la todopoderosa Procuraduría de Justicia de Coahuila. Ahora sí veremos, por fin, qué tan elástico y protector es el fuero, y hasta dónde puede servirle a un díscolo colegial en apuros.