Semanario
Muchas cosas tiene que informar el gobernador Humberto Moreira, el próximo lunes 15 de octubre. Al igual que el primero, este segundo ha sido un año muy movido para su aún bisoña administración. Nuevamente desastres humanos, anuncios de inversión extranjera y local, inquietudes en el organigrama estatal, confrontaciones con el panismo comarcano, pleitos regionales y con la Federación han dado la nota, local y nacional, del régimen del llamado Hijo del Pueblo, haciendo de Coahuila un estado despierto y efervecente.
Muchas cosas tiene que informar el gobernador Humberto Moreira, el próximo lunes 15 de octubre. Al igual que el primero, este segundo ha sido un año muy movido para su aún bisoña administración. Nuevamente desastres humanos, anuncios de inversión extranjera y local, inquietudes en el organigrama estatal, confrontaciones con el panismo comarcano, pleitos regionales y con la Federación han dado la nota, local y nacional, del régimen del llamado Hijo del Pueblo, haciendo de Coahuila un estado despierto y efervecente.

Tres funcionarios se encuentran en la cuerda floja: Luis Gerardo García Martínez, de quien no sabemos si su principal problema son las obras en la calle Felipe J. Mery, o su subsecretario Virgilio Verduzco.
Fausto Destenave, a quien la encomienda
en Seguridad Pública se le complicó con
los primeros desplantes del narco: acaso él pensaba dejarla cómodamente e iniciar una carrera política como diputado local. Es posible que el gobernador Moreira lo castigue este 15 de octubre ratificándolo en su puesto.

El tercer hombre en problemas es Jaime Castillo Garza, secretario de Educación y Cultura, quien deberá justificar sus adquisiciones en bienes raíces, mientras su desarrollo como funcionario sólo da muestras de grisura, descompromisoy nula creatividad. Da la impresión de que se encuentra en esa posición por mientras, cuidándole el escritorio a alguien que está a punto de llegar o que ya se ha marchado -a Michoacán o a la Ciudad de México. En fin, dentro de una semana sabremos en qué paró el destino político de estos tres personajes.