El Universal
México, D.F..- José Luis Sánchez Solá encuentra en Aarón Padilla al responsable de la falta de capacidad de los silbantes, misma que se ha visto reflejada en un mal funcionamiento de los árbitros en la actual campaña. El técnico del Puebla aseguró que los equipos ya se acostumbraron a que en cada partido se cometan fallas que influyen en el resultado final.
"Está pesando que no están bien preparados, y no están bien preparados porque no tienen buenos instructores, y no tienen buenos instructores porque el que maneja a los árbitros (Padilla) no es un árbitro. Al final de cuentas todo resulta en lo que pasó el sábado pasado en Puebla. A nosotros no nos preocupa esa falta de preparación porque nosotros nos dedicamos a jugar".

El estratega no quedó del todo satisfecho con la sanción de Jaime Lozano, toda vez que la suspensión del mediocampista cementero no modificará el marcador del choque de ida de cuartos de final. "Una jugada se juzgó dos veces. Hay un árbitro que juzga y que dijo que era penal y no pasa nada no, y luego la Comisión (Disciplinaria) juzga que no era penal; entonces yo pregunto: ¿Nos van a regresar nuestro gol o qué harán?".

Sánchez Solá no encuentra en la ausencia del Jimmy un factor determinante que influya en el compromiso de vuelta: "Cruz Azul va a jugar con 11, no va a jugar con 10. Los planteles son muy grandes y el de Cruz Azul más todavía, y el que entre tratará de mostrar su mejor futbol".

No será sorpresa: Acosta

Alejandro Acosta y Carlos Ruiz estarán en condiciones de encarar el partido. Ambos se recuperaron de las lesiones que les impidieron trabajar al parejo del plantel durante la semana.

Acosta indicó que el equipo está en condiciones de vencer a La Máquina, y no sería ninguna sorpresa si dejan fuera al cuadro cementero.

"A lo mejor para todos sería sorpresivo, pero para nosotros no. Cuando calificamos a la Liguilla decían que no estábamos como candidatos a ser finalistas, pero seguramente ya cambiaron de opinión".