Notimex
Roma.- En dos años de crisis se ha perdido una década de lucha contra el hambre, advirtió hoy aquí el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, al participar en la Cumbre Mundial sobre Seguridad Alimentaria.

`En este momento en el que discutimos 60 mil personas mueren a causa del hambre. La resignación no podrá ser nunca una respuesta visto que desde hace dos mil años nuestro Maestro nos pide dar de comer a los hambrientos`, declaró.

Lugo acusó también a las transnacionales de aumentar ganancias mientras el número de hambrientos crece a causa de la crisis.
Roma.- En dos años de crisis se ha perdido una década de lucha contra el hambre, advirtió hoy aquí el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, al participar en la Cumbre Mundial sobre Seguridad Alimentaria.

`En este momento en el que discutimos 60 mil personas mueren a causa del hambre. La resignación no podrá ser nunca una respuesta visto que desde hace dos mil años nuestro Maestro nos pide dar de comer a los hambrientos`, declaró.

Lugo acusó también a las transnacionales de aumentar ganancias mientras el número de hambrientos crece a causa de la crisis.

Asimismo, denunció que Estados Unidos y Europa han apoyado una política internacional que ha convertido a los países en vías de desarrollo de exportadores en importadores netos de alimentos, con el abuso del dumping y de los subsidios a las exportaciones.

`Debemos avanzar hacia la generación de políticas agrícolas que promuevan la actividad en el campo y la regulación de sus precios y debemos aumentar esfuerzos para que el modelo de producción familiar conviva con las grandes empresas agrícolas comerciales`, declaró.

Destacó que Paraguay es un país fundamentalmente agrícola, en el que el 70 por ciento de la población depende directa o indirectamente de la agricultura.

Lugo se refirió a los efectos de la crisis económica global, que ha empeorado el acceso a los alimentos de una gran parte de la población mundial y advirtió que con el cambio climático las consecuencias podrían ser peores.

Asimismo, el mandatario subrayó el rol de la mujer en la seguridad alimentaria y urgió a apoyar a los pequeños agricultores, penalizados frente a las grandes transnacionales alimentarias.

El presidente de Paraguay participó en la segunda jornada de la Cumbre Mundial sobre Seguridad Alimentaria, que se celebra en la sede de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en Roma.