París, Francia.- El tenista suizo Roger Federer, número uno mundial, considera que llega en buena disposición a Roland Garros, que "las cosas se presentan bien" y que tiene confianza suficiente para ganar a su gran rival, el español Rafael Nadal, actual número dos, pero que le ha ganado en los dos últimos enfrentamientos.
"Sé que puede ganarle (Nadal) y lo voy a intentar. Pero quedan seis partidos para jugar contra él y hasta que no ocurra no quiero hablar mucho", dijo el número uno del mundo, en conferencia de prensa.

Sin embargo, la sombra de Nadal planeó sobre la conferencia de prensa de Federer, previa al inicio del torneo, y el suizo se vio obligado a responder a preguntas sobre su "verdugo" de los tres últimos Roland Garros.

"Cuando jugamos ahora es diferente que hace dos años. No hemos enfrentado dieciséis veces más las exhibiciones, conocemos el juego del otro. Yo tengo en cuenta su potencia sobre tierra batida. Hemos disputado partidos muy ajustados", aseguró.

"Pude ganarle en tierra batida el año pasado, eso demuestra que no estoy lejos de ganarle. Si me encuentro en un buen día puedo ganarle, todas las opciones están de mi lado", añadió Federer.

El suizo reconoció que hace dos años "era más pesimista" sobre sus opciones de ganar a Nadal, pues veía como el español "controlaba los partidos", pero desde entonces ha practicado un juego "agresivo", ha intentado "dominar los encuentros", ha elegido "las buenas tácticas" y ha estado "muy cerca" de ganarle.