El Universal
Este miércoles será dado de alta el defensa del América, quien hace tres semanas sufriera un infarto cerebral en pleno entrenamiento; seguirá en rehabilitación por algunos meses.
Ciudad de México.- El defensa del América, Carlos Sánchez, será dado de alta este miércoles, después de pasar tres semanas hospitalizado por un infarto cerebral que sufrió en pleno entrenamiento, informó Juan Nader, el neurólogo que ha estado a cargo de la atención médica del futbolista.

El jugador sufre de algunas secuelas como el no tener movilidad en la parte izquierda del cuerpo, y tendrá que estar en rehabilitación por algunos meses.

Se tenía previsto que Carlos recibiera el alta médica este martes, sin embargo, su casa no estaba acondicionada con una serie de aparatos que piden los médicos para que su recuperación sea la óptima.

Será en las próximas semanas cuando se determine la parte del cerebro que murió y así determinar las posibles secuelas.