Notimex
Tuxtla Gutiérrez.- El proceso de liberación de la tierra acumulada en el cauce del río Grijalva, en la localidad Juan de Grijalva, municipio de Ostuacán, será gradual y de largo plazo, dijo el secretario de Infraestructura y Vivienda, Alberto Serrano Pino.
El funcionario estatal añadió que las comisiones Nacional del Agua (Conagua) y Federal de Electricidad (CFE) trabajan para aumentar la capacidad de desfogue del canal, a fin de alcanzar en el siguiente mes un desfogue de mil metros cúbicos de agua por segundo.

En entrevista, señaló que el proceso de liberación del "tapón" generado por el alud del pasado 4 de noviembre, es el adecuado y se pretende alcanzar para la primera semana de marzo 70 metros de ancho de la obra.

La tarea, continuó, es bajar el nivel de agua de las presas para administrar los escurrimientos de la próxima temporada de lluvias que se esperan a partir de junio próximo.

El funcionario estatal refirió que el nivel del río ha sido fluctuante, dependiendo del proceso de erosión del canal, "el trabajo es técnico, social y político".

Por ahora, dijo, los tres mil 500 afectados directamente están en los campamentos ubicados en los municipios de Ostuacán, Tecpatán, Copainalá, Coapilla e Ixhuatán.

Sin embargo, indirectamente suman en más de 48 kilómetros poco más de 14 mil 500 afectados, por el crecimiento del nivel del río entre el "tapón" y el embalse de la presa de Malpaso.

Expuso que este tipo de evento por el desgajamiento del cerro, es fortuito, y "se está atendiendo el daño, el agua no ha bajado, mientras eso no ocurra no podemos determinar nada más".