Universal
El presidente Felipe Calderón y el gobernador electo de esta entidad, el perredista Leonel Godoy Rangel, se reunieron ayer por la mañana en un primer encuentro en el que acordaron trabajar de manera conjunta, mantener una "relación fluida" y en colaborar para que se faciliten los acuerdos políticos y la relación entre los gobiernos.
El gobernador saliente, Lázaro Cárdenas Batel, consideró más tarde que es una "insensatez" que una administración estatal gobierne alejada del gobierno federal.

La reunión tuvo lugar en la Casa de Gobierno de Michoacán. Cárdenas Batel ofreció uno de los salones de la residencia para que se diera el encuentro que duró aproximadamente una hora.

Conflictos internos en el PRD

La reunión entre Calderón y Godoy se presenta durante una etapa en la que el PRD ha padecido conflictos internos a raíz de la disposición de algunos de sus integrantes para reconocer el gobierno de Calderón, mientras que otro sector de ese partido rechaza considerar legítimo el gobierno del titular del Ejecutivo federal.

Horas después de haber obtenido el triunfo en las elecciones del estado el pasado 11 de noviembre, Godoy Rangel dijo en diversas entrevistas que trabajaría en coordinación con el gobierno de Calderón Hinojosa, oriundo de esta entidad.

Semanas antes, Godoy Rangel, como candidato, manifestó en público que quien no reconozca a Calderón como presidente tendría que estar mal de sus facultades mentales.

"Es evidente que se estaría mal de sus facultades mentales para no aceptar que Calderón Hinojosa es el presidente de México. Punto", dijo Godoy Rangel.

Ayer, al acompañar al presidente Calderón durante una gira al santuario de la mariposa monarca, el gobernador Cárdenas Batel sostuvo a pregunta expresa de este diario, que la relación entre el gobierno local y el federal es un ejemplo de la colaboración que debe haber entre administraciones de distinto nivel, por lo que se le planteó el caso de Marcelo Ebrard Casaubón, en la capital del país, quien se ha dedicado a señalar que no reconocerá a Calderón Hinojosa.

El gobernador diferenció la relación de las 31 entidades federativas y el Distrito Federal, con el gobierno de Calderón Hinojosa, aunque calificó como una "insensatez" que una administración estatal gobierne alejada del gobierno federal.

Dijo confiar en que la buena relación que deja al terminar su encargo, se mantendrá y continuará con la administración de su compañero de partido, Godoy Rangel; muestra de ello, agregó, es el encuentro entre ambos, el cual se dio de manera privada, precisó el gobernador.

Más tarde, en un comunicado, la Presidencia de la República informó sobre la reunión: "Ambos coincidieron en la necesidad de mantener una relación fluida y constructiva, y mantener abiertas las vías de comunicación y colaboración que faciliten los acuerdos políticos y la relación entre los gobiernos".

El presidente Calderón, dice el texto, reiteró el interés y la disposición de su gobierno para trabajar fuertemente a favor del desarrollo de ese estado y de elevar el nivel de bienestar de los michoacanos.

"Destacó la importancia de que exista una comunicación constante entre el gobierno federal y los gobiernos de las entidades federativas, para atender coordinadamentelos retos que enfrentan para su desarrollo".

Godoy Rangel coincidió, agrega el comunicado, en que debe trabajarse de manera conjunta para alcanzar un mayor desarrollo económico y social en la entidad, y destacó que es importante el apoyo del gobierno federal para impulsar inversiones en infraestructura que generen los empleos que demanda la región.