"Parc", en la que también aparece Geraldine Chaplin, se proyectó en la sección Orizzonti de la Mostra, dedicada a las nuevas miradas del cine, y su título es el nombre de una urbanización de elite en la que, con su golf y su aparcacoches, la tranquilidad exterior contrasta con los conflictos que emergen en cada chalé.
Venecia, Italia.- La fructífera relación entre el cine francés y el actor español Sergi Lopez prosigue con "Parc", la película que el catalán presentó hoy en Venecia y que, dirigida por Arnaud des Pallières, hurga con saña en las miserias de la sociedad burguesa.

De hecho, Georges, el papel que interpreta López, bien podría ser una víctima del personaje que le reportó el Premio del Cine Europeo, "Harry, un amigo que os quiere" (2000), pero esta vez sufre las perversidades de Paul Hammer, el pausado desequilibrado a quien da vida Jean-Marc Barr.

"Me gustaría que sucediera más a menudo que guiones como este llegaran a mis manos, porque cuenta cosas de hoy y te remueve por dentro", explicó el actor en rueda de prensa y desafiando a las malas críticas que ha cosechado el filme entre la prensa especializada, que la han tachado de pretenciosa y vacía.

"Parc", en la que también aparece Geraldine Chaplin, se proyectó en la sección Orizzonti de la Mostra, dedicada a las nuevas miradas del cine, y su título es el nombre de una urbanización de elite en la que, con su golf y su aparcacoches, la tranquilidad exterior contrasta con los conflictos que emergen en cada chalé.

"Esta película es más compleja, más rica, más poliédrica que 'Harry'", explicó el actor de "El laberinto del fauno" (2006), y añadió que, a pesar de que haya sido Francia la que mejor ha aireado su clase acomodada -con directores locales como Claude Chabrol y Louis Malle o con sus hijos adoptivos Luis Buñuel y Michael Haneke-, "el problema burgués es universal".

De hecho "Parc" se basa en la novela "Bullet Park", del estadounidense John Cheever, y, según López, la película capta "la americanización de la burguesía europea".

Jean Marc-Barr, actor nacido en Estados Unidos pero que ha vivido en Londres y París, reconoció que él ha sido testigo de este proceso que consideró "una decisión histórica" que "sucedió en Inglaterra con Margaret Thatcher y está sucediendo ahora en Francia con Sarkozy".

Precisamente, en la información que llega a la acomodada urbanización a través de radio y televisión está protagonizada por las revueltas que surgieron en los barrios emigrantes franceses tras la victoria del actual presidente de la República francesa.

Sin embargo, como nota curiosa, uno de los personajes más conflictivos, el hijo de Sergi López, lleva una camiseta de la selección española. "Obviamente no fue idea mía", aseguró el actor catalán.

No podían faltar en este abigarrado y ambicioso "thriller" las creencias, que juegan un papel fundamental en la virulenta resolución de los conflictos. Según el director, "Parc" se podría resumir en "la locura de un hombre que toma la forma de la religión".

Arnaud des Pallières ha acometido con "Parc" su segundo largometraje, tras debutar en 2004 con "Adieu".