Foto: Archivo
El Universal
Reconoce las "atractivas" ofertas de trabajo de delincuentes
BOCA DEL RIO, Ver.- El crimen organizado no sólo ha ofrecido a sus seguidores mejores oportunidades de empleo, sino un sentido de identidad y de revancha social, dijo el coordinador general de Inteligencia para la Prevención del Delito de la Policía Federal (PF), Luis Cárdenas Palomino, en el Congreso Nacional "Ciudadanía y Medios: Acción Conjunta".

Los grupos delincuenciales les ofrecen una dignidad que la sociedad y las autoridades no hacen. "Les han ofrecido trabajo y oportunidades y un sentido de identidad que la sociedad no les ha podido dar; les han ofrecido una dignidad que nosotros al bolero, a la gente tampoco se la dimos, les han ofrecido algo que es lo más delicado: la oportunidad de una revancha social que es verdaderamente algo grave".

En el foro "Visión de la autoridad en el manejo periodístico de la noticia", Cárdenas Palomino admitió que han fallado tanto medios como las autoridades en impulsar una cultura de la legalidad.

Los diversos grupos delincuenciales como Los Zetas, La Familia o Los Pelones ofrecen mejores ofertas laborales y aprovechan los espacios de impunidad.

 

El procurador de Justicia de Veracruz, Salvador Mikel Rivera, dijo que muchas veces de buena voluntad los medios y autoridades violan el precepto constitucional de la presunción de inocencia. En el afán de modificar la percepción de falta de resultados, la autoridad presenta ante los medios a presuntos responsables que luego resultan inocentes, lo cual violenta el estado de derecho.

Justificó las publicaciones relacionados con el crimen organizado, pues no inventan lo que sucede sino transmiten lo que ven. El problema radica en esa difícil frontera de situarse en el justo medio, para no magnificarlos o reducirlos.


Carta compromiso Boca del Río

Autoridades estatales, federales, organizaciones civiles y medios de comunicación signaron la carta compromiso denominada "Boca del Río", mediante la cual se busca cerrarle espacios a la delincuencia organizada.

Impulsada por la Asociación Nacional de Consejos de Participación Cívica, la carta incluye 20 compromisos para impulsar la legalidad entre la sociedad, frenar la narcocultura y el enaltecimiento o admiración de los delincuentes y fomentar una nueva cultura de valores. Pretende proteger a periodistas y a sus familias, así como señalar las deficiencias de la autoridad en combatir al crimen.

Los firmantes resaltaron la necesidad de solidarizarse con todos aquellos miembros de los medios de comunicación amenazados por la delincuencia organizada. Recomendaron el manejo responsable y con respeto a la víctimas de cualquier delito; la obligación de otorgar cobertura adecuada de los logros del gobierno contra el crimen y buscar o gestionar espacios mensuales en medios escritos o electrónicos para dar a conocer los avances que la asociación certifique de las autoridades.

Es necesario abrir los medios a las exigencias que la sociedad civil detecte como actos no cumplidos por la autoridad, de acuerdo con los mismos resultados que la asociación dé a conocer.

Los participantes del congreso se comprometieron a condenar la narcocultura, el enaltecimiento o admiración de los delincuentes, al informar las consecuencias negativas de los delitos y consumo de drogas.