Notimex
Mazatlán.- El cantante Julio Preciado se salva de arder como pelele en la tradicional "Quema del Mal Humor", en el Carnaval de Mazatlán, luego de que por voz popular fuera el periodista Héctor Carrillo el elegido, por equivocarse en repetidas ocasiones en la elección de la reina de la celebración.
Cuando se esperaba que el cantante de género banda, fuera el incinerado a través de una figura de cartón, por haberse equivocado en días pasados en la interpretación del Himno Nacional, durante la apertura de una competencia de béisbol, la gente se dio rienda suelta con otro personaje.

La "Quema del Mal Humor" es un ritual simbólico en esta fiesta popular y se realiza al prender en llamas a un personaje que no despierta la mayor de las simpatías y con ello la gente se asegura de que el "Mal Humor" no aceche las costas del puerto, al menos por unos días, sobre todo en pleno carnaval.

Incluso durante la coronación de la Reina del Carnaval, Wendy Ponce I, de manos del gobernador del Estado, Jesús Aguilar Padilla, en el Estadio "Teodoro Mariscal", horas antes de la "Quema del Mal Humor", el mandatario pidió a los mazatlecos, sinaloenses y mexicanos en general, que perdonarán al cantante.

El Jefe del Ejecutivo Estatal destacó que él estuvo presente durante la entonación del Himno Nacional y mencionó que fue una falla del equipo de audio.

"Yo defendería a Julio Preciado, aquí y en China, porque fue algo involuntario, además cantar a capela el cántico es difícil cuando hay fallas técnicas", subrayó.

Aguilar Padilla fue el encargado de colocar la corona a la máxima soberana de la fiesta porteña, luego de presenciar un lucido espectáculo de performance, en el que se aludió a la Diosa Afrodita y a la nueva reina de la belleza mazatleca.

Para luego ser testigo de la entrega de la Medalla "Cruz Lizárraga", en un homenaje al actor y prolífico compositor, José Angel Espinoza Aragón, mejor conocido como "Ferrusquilla", un mazatleco destacado, que se ganó el amor de su gente.

Después de esta emotiva ceremonia donde el compositor del tema "Echame a mi la culpa", fuera reconocido de manos del encargado de Cultura, José Luis Franco, y de la representante legal de la Banda El Recodo, doña Chuyita, el público asistente al evento disfrutó de un concierto a cargo de Daniela Romo.

A quien se le reconoció como una de las mujeres más sobresalientes de la música, televisión y teatro en México, quien deleitó al público no sólo con lo mejor de sus éxitos, sino también con la interpretación de los temas de su más reciente material discográfico "Sueños de Cabaret".

La fiesta apenas empezaba en el destino turístico, ya que luego del espectáculo de pirotecnia, luz y sonido, conocido como Combate Naval y en el que se recuerda la defensa del Puerto, por el intento de invasión de la corbeta francesa Cordeliere en 1864, la gente atestó el Malecón.

Miles de personas se entregaron a la celebración nocturna, al caminar por toda la rivera del puerto y contratar conjuntos musicales, especialmente tamboras, para escuchar música en vivo y sobre todo degustar de bebidas alcohólicas para entrar en ambiente.

Algunos celebraban montados en lujosas e imponentes camionetas, con el sonido a todo volumen y otros en los típicos taxis porteños, conocidos como "pulmonías", mientras que los más jóvenes atestaron todas las discotecas del destino turístico para dar rienda suelta a su diversión.