Los Angeles, EU.- Britney Spears evitó un juicio en lo penal por darse a la fuga de un choque tras pagar los daños del accidente menor, pero aún enfrenta cargos por conducir sin una licencia válida, falló el jueves una juez.
La cantante no tuvo que comparecer en la audiencia por cargos menores derivados del percance del 6 de agosto, cuando chocó un auto estacionado mientras intentaba parquear en un estacionamiento de Studio City.

La juez del Tribunal Superior Susan Speer desestimó el cargo de darse a la fuga luego que un abogado de la estrella dijo que ésta le pagó un monto no especificado a la afectada.

La acusación por conducir sin licencia se mantiene y el 26 de noviembre se realizará una audiencia preliminar. La juez aceptó una declaración de inocencia que presentó por dicho cargo el abogado Michael Flanagan en nombre de Spears.

Fuera de la corte, Flanagan dijo que el fiscal adjunto Michael Amerian le ofreció a Spears un acuerdo en relación con el cargo de la licencia, según el cual tendría un año de libertad condicional.

Flanagan dijo creer que el acuerdo era innecesario porque Spears rectificó su situación al obtener recientemente un permiso de conducir de California.

``Tiene una licencia, tiene seguro, siempre lo tuvo'', declaró.

``La pregunta es: ¿es realmente necesaria la libertad condicional?''

Flanagan dijo que Spears previamente tuvo una licencia de Luisiana pero que no se había sacado la de California porque cuando fue a solicitarla en el Departamento de Vehículos Motores antes del accidente no tenían una cámara disponible.

Señaló que no ha hablado con la artista en los últimos días y dijo que la propietaria del auto chocado quedó satisfecha con la resolución y no quiso seguir adelante con la acusación de que Spears abandonó la escena.

Amerian también le dijo a la juez que la dueña del auto estaba satisfecha.

``Hablé con la víctima'', dijo. ``Indicó que había sido completamente compensada por los daños y está dispuesta al compromiso civil''.

En el incidente, paparazzi fotografiaron y grabaron a Spears chocando el vehículo y retirándose de la escena tras revisar únicamente si su auto había sufrido daños.

El viernes está prevista una audiencia en el caso de la custodia de los hijos de Spears con su ex esposo Kevin Federline.

Su abogada, Anne Kiley, dijo a principios de esta semana que Spears recuperó los derechos temporales para visitar a sus hijos Preston, de 2 años, y Jayden James, de 1.

El juez del Tribunal Superior Scott Gordon le dijo a la cantante unos días antes que no podría visitar a los niños sin la presencia de un supervisor hasta que cumpla una orden de la corte. No especificó las directrices que Spears no había cumplido.

Entre otras cosas Gordon ordenó que la cantante se someta cada semana a exámenes antidrogas, tras recibir evidencia de que Spears ha mantenido un ``cotidiano, frecuente y continuo consumo de sustancias controladas y alcohol''.