Notimex
París.- La huelga ferroviaria en Francia, que cumple siete días, será reforzada hoy por los empleados públicos, la Confederación General de Trabajadores (CGT), profesores y estudiantes que rechazan un plan gubernamental de reforma al sistema de pensiones.
Las federaciones sindicales que agrupan a unos cinco millones de trabajadores del Estado, instituciones y servicios públicos aprobaron sumarse este martes a la huelga, para protestar por la pérdida del poder adquisitivo de sus salarios.

El sistema capitalino de transportes RATP informó esta mañana que el servicio se presentaba "un poco mejor de lo previsto", con una operación de 25 a 33 por ciento en el metro y 40 por ciento de los autobuses.

A su vez, el servicio ferroviario operado por la empresa SNCF funcionaba "conforme a las previsiones" a menos del 50 por ciento de su capacidad, de acuerdo con reportes de los medios locales.

Las asambleas de trabajadores del lunes aprobaron prorrogar la huelga por 24 horas más, con el respaldo de 90 por ciento de los participantes, afirmaron voceros sindicales.

"No se puede aceptar por más tiempo que 500 mil personas le cuesten cinco mil millones de euros a los franceses" cada año, declaró el primer ministro Francois Fillon la noche del lunes, ante la persistencia de la huelga en los transportes.

"No se puede decir a los franceses durante la campaña electoral una idea simple, que todo mundo debe contribuir el mismo tiempo para su jubilación, y a continuación, ceder porque hay trenes que no circulan, autobuses que se paran o porque el metro no funciona", agregó.

"La movilización (de los empleados públicos) será fuerte. Esto no me alegra, y sé que los franceses empiezan a estar hartos", declaró el ministro del Presupuesto y la Función Pública, Eric Woerth, citado por el diario Le Monde en su edición electrónica.

Woerth rechazó las afirmaciones de los sindicatos de empleados públicos de que los salarios base han perdido seis por ciento de su poder adquisitivo en los últimos años.

"Esa es una parte de la verdad", admitió Woerth, pero agregó que además del salario base, la paga en su conjunto incluye prestaciones por antiguedad y por categoría laboral, "lo cual conduce en realidad a un aumento promedio de 3.5 por ciento anual desde hace seis años".

Según la ministra de Economía, Christine Lagarde, el costo de la huelga de transportes en Francia asciende a entre 300 y 400 millones de euros (de 442 a 589 millones de dólares) por día.