Pekín, China.- Más de 700 pescadores se vieron forzados a amarrar sus embarcaciones en las islas meridionales chinas de Nansha y Xisha para protegerse de la potente tormenta tropical en la que ha derivado el tifón "Hagibis", informó hoy la agencia de noticias Xinhua.
Las embarcaciones chinas evacuaron también a 29 pescadores filipinos y 7 vietnamitas, aunque las autoridades chinas sospechan que el número de pescadores de estos países refugiados en las islas chinas es superior.

El Buró de Asuntos Marítimos de Hainan (provincia insular del sur de China) envió dos botes de rescate a la zona que todavía están anclados fuera de los arrecifes de Nansha y Xisha, uno de ellos a tan solo 18 kilómetros de los pescadores varados.

"La velocidad del viento era de entre 75 y 100 kilómetros por hora y las olas de entre 7 y 8 metros de altura, por lo que tenemos muchos problemas para llegar hasta los pescadores", con quienes han establecido contacto telefónico, dijo el capitán de las operaciones de rescate, Peng Jianbo.

"Las tareas de rescate son difíciles debido a que la tormenta tropical está siempre cambiando de rumbo", agregó.

En algunas de las embarcaciones varadas se ha agotado ya el agua potable y los alimentos, pero están recibiendo ayuda del resto de barcos.

El "Hagibis", que en tagalo significa "rapidez", arribó al Mar de la China Meridional el pasado miércoles, y el lunes fue localizado a 11,6 grados de latitud norte y a 116 de longitud este, según la Estación Meteorológica de China, en Pekín.

El tifón, que se convirtió en una tormenta tropical el jueves pasado, registra en su ojo vientos de 72 kilómetros por hora y avanza hacia el este a una velocidad de 15 kilómetros por hora.