Édgar González / Vanguardia
Saltillo, Coah.- El diputado federal Jericó Abramo se unió a las críticas del Gobierno estatal contra los delegados federales, y dijo que estos funcionarios son sólo operadores electorales.
Vanguardia publicó que el gobernador Humberto Moreira respondió al delegado de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Guillermo Barrios por detener obras del Estado, pero además ha criticado también a legisladores y dirigentes del blanquiazul.

Ayer, Jericó Abramo también quiso entrarle a la polémica de dimes y diretes y señaló directamente al delegado de la Conagua, Guillermo Barrios, al del Medio Ambiente (Semanarnat), Fernando Gutiérrez, y al de Desarrollo Social (Sedesol), Luis Fernando Salazar, como los delgados que operan programas.

Dejó entrever que seguirán de cerca la entrega de recursos y materiales por parte de las delegaciones federales en Coahuila para saber si tienen o no fines electorales.

Este conflicto se da a siete meses del proceso electoral en el que se renovará el Congreso local.

"Lo que el PAN muchas veces criticó ahora lo está haciendo, sin ningún respeto a las formas, ni a la ley; luego se andan quejando", dijo.

Criticó al delegado de la Conagua por detener obras estatales, pero además por no aportar ni un solo peso en la realización de estas obras viales y de adecuación a los arroyos, que también están saturados de basura.

También acusó a los delegados de la Conagua y Semarnat de tener acciones "tortuguezcas" y burocráticas, pero además fue contra el delegado de Sedesol, del que dijo, opera con intereses mezquinos y políticos.

"Nomás que se aguanten cuando señalamos los errores, que se aguanten porque hay quejas de campesinos que les están quitando el apoyo de Sedesol", dijo.