Universal
México.- Los cancilleres de México y Cuba,Patricia Espinosa y Felipe Pérez Roque, harán visitas recíprocas en marzo para avanzar en una agenda que permita el acercamiento bilateral
Las relaciones político-diplomáticas entre México y Cuba se normalizarán este año, adelantó el embajador del gobierno de La Habana en este país, Manuel Francisco Aguilera de la Paz, quien no descartó un encuentro entre el presidente Felipe Calderón y Fidel Castro.

Aguilera de la Paz fue invitado a la ceremonia en Los Pinos en la que se recibió a la alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Louise Arbour.

"Estamos trabajando ambos países para normalizar la relación. Yo creo que sí, que esa posibilidad existe, si el presidente Calderón desea visitar Cuba será bien recibido en el momento en que existan las condiciones para ello, cuando ya se haya concluido el proceso de normalización", dijo.

Las relaciones entre México y Cuba se deterioran en el gobierno de Vicente Fox. Incluso llegaron al punto de llamar a consultas a sus respectivos embajadores, y reducir al mínimo la relación política y comercial.

El momento de crisis entre los dos gobiernos se dio durante la Cumbre Internacional sobre Financiación para el Desarrollo, en Monterrey, en marzo de 2002. Fox pidió a Fidel Castro abandonar la cumbre tras su participación para que no hubiera ningún contacto entre el líder cubano y el presidente de Estados Unidos, George W. Bush.

Aguilera de la Paz informó que para marzo próximo se esperan visitas recíprocas de los cancilleres de ambos países, Patricia Espinosa y Felipe Pérez Roque, respectivamente, a fin de avanzar en una agenda bilateral.

En un comienzo, la agenda considera temas como la relación política, la cooperación económica, el comercio, los temas migratorios, entre otros, dijo el embajador.

Sobre el tiempo que podría llevar la normalización de las relaciones, refirió: "Creo que no mucho, está marchando bien el proceso y en poco tiempo, no sé en cuánto, depende de muchos factores, pues ya podamos ambos países concluir este proceso".

Sobre los factores que ayudarían a que México y Cuba recuperen el nivel diplomático perdido en los últimos años, dijo que entre ellos están la base del respeto mutuo, el principio de la no injerencia y del reconocimiento pleno a la autodeterminación de ambas naciones.

Otro incidente de importancia se dio también en marzo de 2002 cuando fuerzas especiales de Cuba desalojaron, a petición de la embajada mexicana, a 21 personas que irrumpieron en la sede diplomática con la aparente intención de pedir asilo.