Universal
México.- La Secretaría de la Función Pública (SFP) defendió la legalidad del Convenio de Transacción que firmó Luis Ramírez Corzo, ex director de Pemex, con el sindicato petrolero, para la entrega de mil 724 millones de pesos, para viviendas de sus trabajadores, mantenimiento y remoción de centros deportivos y hasta para desfiles.
Negó que sostener la legalidad del Convenio de Transacción como legal no significa la exoneración de Luis Ramírez Corzo.

"No es exoneración. Yo lo que les puedo decir es que en ese proceso no existe responsabilidad para Ramírez Corzo", aseguró el secretario de la Función Pública.

El titular de la dependencia federal, Salvador Vega Casillas afirmó que Ramírez Corzo sólo hizo "legal" lo que firmó de forma "ilegal" su antecesor Raúl Muñoz Leos, a quien investiga la Procuraduría General de la República por presunto quebranto a la paraestatal.

"Existe un (convenio) inicial (de Muñoz Leos) que tiene problemas de legalidad, después existe otro convenio transaccional que pretende, digamos. ¿cómo les diré? hacer legal la parte que esta ilegal del primer convenio", explicó Vega Casillas.

La SFP multó a Muñoz Leos con 862 millones de pesos e inhabilitación de 10 años para el servicio público, al igual que al ex abogado general, Juan Carlos Soriano, por el presunto quebranto a Pemex por mil 724 millones de pesos.

Ambos solicitaron la nulidad de las sanciones ante el Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa.

En entrevistas a medios de comunicación, Muñoz Leos aseguró que firmó el Convenio 10275/04 en agosto de 2004, pero argumentó que la entrega de recursos al sindicato petrolero se concretó con el Convenio de Transacción que firmó Ramírez Corzo un año después.

Por lo tanto, dijo, si hubiese algún responsable sería su sucesor, es decir, Ramírez Corzo.

De acuerdo con fuentes del gobierno federal, Luis Ramírez Corzo entregó los recursos con base en un nuevo convenio que firmó en agosto de 2005, pero rechazan el argumento de Muñoz Leos al afirmar que el origen de esos compromisos fue el "ilegal" convenio 10275/04.

"Esos gastos o pagos que PEMEX tuvo que hacer no hubieran existido, si (Muñoz Leos) no hubiera firmado el convenio", puntualizó Vega Casillas.

Dijo que se hizo después el otro convenio para "tratar de resarcir los problemas del anterior, de todos modos el origen está en un convenio ilegal. Y esa es la razón".

- ¿Qué sucede si Muñoz Leos alega que así como no hay sanción para Ramírez Corzo, entonces tampoco tendría que haberla para él?

- Son situaciones distintas, replicó Vega Casillas.

El funcionario federal insistió en que "aunque no se haya hecho efectivo (el convenio de Muñoz Leos) porque se hizo después otro convenio para tratar de resarcir los problemas del anterior, de todas maneras el origen está en un convenio ilegal".

De acuerdo con la Función Pública las tres razones que sustentan la acusación contra Muñoz Leos y Soriano Rosas es que firmaron el convenio sin contar con respaldo presupuestal, sin el consentimiento del Consejo de Administración de Pemex y sin contar con la opinión del abogado general, es decir, del propio Soriano Rosas.

El ex abogado general de Pemex sostuvo en su defensa ante la SFP que sí aparece su rúbrica en el convenio 10275/04 pero no su firma, por lo tanto, dice que no dio su aval al convenio. La rúbrica aparece porque, explica, fue firmado dos veces, una por la Comisión Mixta Revisora y luego por Pemex y que en su caso sólo rubricó al registrarlo ante la Junta Federal de Conciliación y Arbirtraje.