"He estado en muchos lugares, pero visitar el templo de Shaolin ha hecho que las lágrimas saliesen de mis ojos", apuntó el nuevo jugador de los Cavaliers de Cleveland.
Pekín, China.- El veterano pívot estadounidense Shaquille O'Neal, aficionado a las artes marciales, visitó el templo de Shaolin, cuna del kung-fu y situado en la provincia de Henan, en el centro de China, informó hoy la prensa oficial.

"He estado en muchos lugares, pero visitar el templo de Shaolin ha hecho que las lágrimas saliesen de mis ojos", apuntó el nuevo jugador de los Cavaliers de Cleveland.

Además, O'Neal destacó que a pesar de que la visita al templo no estaba en sus planes "no pudo resistir la tentación".

Por otro lado, el deportista conoció a Shi Yongxin, abad del monasterio.

Desde que Shi fue nombrado abad, la institución ha llevado a cabo toda clase de actividades de promoción y publicidad, incluyendo espectáculos de sus monjes por todo el mundo, producción de películas, franquicias en otras provincias chinas e incluso comercio por Internet.

El estilo de Shi ha sido criticado por algunos seguidores del budismo zen -otro de los grandes inventos del monasterio Shaolin-, quienes acusan al abad de llevar el centro religioso como si fuera un negocio.

Según la leyenda, el kung-fu fue inventado por el monje indio Bodhidharma, quien en el año 527 fundó el Templo Shaolin, centro de este arte marcial y que se halla en las montañas Songshan.