El Universal
Un grupo de sicarios y militares se enfrentaron en la comunidad serrana de Felipe Carrillo Puerto; un presunto sicario también murió
El enfrentamiento a balazos entre militares y presuntos sicarios, ocurrido la tarde noche del jueves en la comunidad serrana de Felipe Carrillo Puerto, mejor conocida como La Ruana, perteneciente a este municipio de la Tierra Caliente de la entidad, dejó un saldo de dos muertos, uno de ellos Teniente del Ejército Mexicano y el otro un supuesto sicario.

De acuerdo a los datos proporcionados por la Subprocuraduría Regional de Justicia con sede en Apatzingán, los hechos ocurrieron cuando un convoy de militares regresaba de la sierra a su base en la 43 Zona Militar de Apatzingán, luego de acudir a la población de Pancha López del municipio de Tepalcatepec, a destruir un plantío de mariguana, pero al llegar al paraje conocido como Punta de Agua, de la tenencia de Felipe Carrillo Puerto, fueron emboscados por un comando, el que desde dos camionetas, una cerrada y otra pick-up los tirotearon por espacio de varios minutos.

Tras el ataque de los presuntos sicarios, los militares repelieron la agresión y se inició una peliculesca persecución hasta el centro de La Ruana, lugar en donde se volvió más cruenta la balacera y una de las camionetas del Ejército chocó, resultando dos elementos lesionados por los golpes que recibieron.

En el tiroteo cruzado fue herido un Teniente, quien fue auxiliado por sus compañeros, los cuales lo colocaron en un lugar en donde ya no pudiera ser alcanzado por las balas enemigas, mientras que los militares dieron muerte a un sujeto desconocido que quedó en la caja de una unidad marca Toyota, tipo Tacoma, color blanco, quien quedó con una pistola calibre .38 súper en la mano derecha, junto a otra arma .9 milímetros, así como indumentaria tipo policial.

Tras la refriega, los civiles que quedaron con vida se subieron al otro vehículo y se dieron a la fuga, en tanto al lugar arribó un helicóptero de la Secretaría de la Defensa Nacional, en el cual iban a trasladar al Teniente y los otros dos lesionados al Hospital Militar de Irapuato, pero en el trayecto murió el militar, del que no se dio a conocer su nombre, sólo su grado.

El agente del Ministerio Público de Apatzingán llegó al lugar, acompañado del médico legista y elementos de la Policía Ministerial, autoridad que dio fe del levantamiento del civil muerto, cuyo cuerpo fue llevado al forense de ese municipio para efectuarle los estudios de rigor.
Cabe señalar, que las autoridades encontraron rastros de sangre dentro de la cabina de la camioneta Toyota, por lo que se cree que más delincuentes van lesionados.

Desde anoche decenas de soldados y de otras corporaciones policiacas "peinan" la región en busca de los presuntos sicarios que emboscaron a los militares, sin que hasta el medio día de este viernes se tuvieran resultados positivos.