Notimex
México.- El secretario de Hacienda, Agustín Carstens, consideró que en el primer año de gobierno del presidente Felipe Calderón se sentaron las bases para lograr el crecimiento económico de cinco por ciento para 2012, más empleo y reducción de la pobreza.
Al presentar el Programa Sectorial del Gabinete Económico, destacó que esos planes de trabajo serán los cimientos que permitan alcanzar las metas del Plan Nacional de Desarrollo (PND).

Precisó que esas metas son: "un crecimiento económico continuo de cinco por ciento en 2012, una generación de empleos anuales de cuando menos 800 mil de manera sostenida, reducir la proporción de mexicanos en pobreza extrema en un tercio y tener una de las infraestructuras más competitivas de nuestra región".

Para ello, agregó, los ejes rectores que guían los programas sectoriales y que llevarán a un crecimiento más acelerado son: el incremento de la competitividad de la economía y la promoción de una mayor inversión privada y pública.

Además, propiciar el desarrollo de mayores capacidades de las personas, en particular mediante una mejor y mayor educación y servicios de salud, subrayó.

Agustín Carstens manifestó que para lograr mayores niveles de competitividad e inversión será necesario contar con competencia efectiva en todos los sectores, una mejor regulación en economía y una infraestructura suficiente y de calidad.

Asimismo, con un mayor fortalecimiento del mercado interno y condiciones favorables para el desarrollo de las empresas, en particular las de sectores estratégicos como las de telecomunicaciones, de construcción, del sector rural, de turismo y del rubro energético.

El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) consideró que los resultados de los programas sectoriales dependerán de los recursos privados y públicos disponibles.

Al igual que de las acciones administrativas, ejecutivas y regulatorias de cada dependencia, y de las modificaciones legales que lleven a cabo el Congreso de la Unión y el gobierno federal.

Expuso que ninguna política pública ni acción de gobierno debe darse aislada del conjunto, ya que por ejemplo, los beneficios de la política económica serán mayores gracias a la consolidación del Estado de derecho y de una mayor seguridad pública.

En ese sentido, recordó que las reformas al sistema de pensiones del ISSSTE y la hacendaria, permitirán que la federación cuente con más recursos que se destinarán a seguridad pública, infraestructura y gasto social en beneficio de millones de mexicanos.