El estado de México, Puebla y Morelos; Jalisco y Colima, Durango, y Tabasco, son los lugares que registran mayores índices de violencia intrafamiliar.
México, D.F..- Siete de cada diez mexicanas mayores de 15 años han sufrido agresiones violentas por parte de sus parejas o en sus comunidades, pese a que hace 32 años la ONU proclamó el Año Internacional de la Mujer y casi un siglo después del inicio de los movimientos femeninos en defensa de sus derechos.

Estos datos fueron divulgados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INEGI), basado en diferentes estudios, que revelan que el 67 por ciento de cada cien mujeres encuestadas en 2006 declararon haber padecido algún incidente de violencia.

Precisó que la violencia "más frecuente" es la ejercida por el actual o último esposo o compañero, que ha afectado al 43% de las mujeres, mientras que otro 39,7% ha sufrido algún tipo de violencia en los espacios comunitarios, laborales, familiares o escolares.

Añade que de las mujeres trabajadoras un 19,9% fue víctima de algún tipo de violencia o discriminación, y otro 15,9% agredida por algún maestro, autoridad o compañero.

En las relaciones de pareja las mujeres, en particular las divorciadas, separadas y viudas tras varios años de matrimonio o unión, denunciaron que las agresiones han sido físicas o sexuales, emocionales y económicas.

El estado de México, Puebla y Morelos; Jalisco y Colima, Durango, y Tabasco, son los lugares que registran mayores índices de violencia intrafamiliar.

Por otro lado, el INEGI destacó que la participación de la mujer en todas las actividades sociales ha cambiado de manera positiva, aunque permanecen determinados atrasos en algunos ámbitos.

Actualmente, la población mexicana asciende a 107,6 millones de personas, de los cuales 50,9% son mujeres y 49,1% varones, "lo que significa que hay 97 hombres por cada 100 mujeres en el país", precisó el INEGI.

Respecto al trabajo remunerado apenas el 42 por ciento de las mujeres mayores de 14 años participan en actividades económicas, contra el 78 por ciento de los hombres.

El 65 por ciento de las trabajadoras son asalariadas, un 23 por ciento laboran por cuenta propia, poco más del 10 por ciento no son remunerados formalmente y dos por ciento son empleadoras.

La mayor participación de la mujer en la economía se da en los sectores del comercio y los servicios.

La esperanza de vida de las mujeres es de 77,6 años, mientras que la de los hombres es de 72,9 años.

El índice de analfabetismo en 2005 era del 10 por ciento para mujeres y del 7 por ciento para los varones.

La fecundidad se ubicó en 2007 a 2,1 hijos por mujer, mientras que hace 20 años era de 3,8 hijos por mujer y en la década de los 70 era de 6 hijos por mujer.

Respecto a uniones conyugales en México, el INEGI señaló que en 2007 se registraron 595.209 matrimonios, cifra mayor en un 1,4% respecto al año anterior, en tanto que el mismo año hubo 77.255 divorcios, un 6,7% superior a la registrada en 2006.

La institución destacó que en 2007 de cada 100 enlaces matrimoniales hubo 13 separaciones, mientras que en 1971 la relación fue de 3,2 divorcios por cada 100 matrimonios.

Los estados con el mayor índice de separaciones de parejas fue Chihuahua (27,6%), Colima (26,4%) y Baja California (22,6%), mientras que Oaxaca (2,8%), Tlaxcala (4,1%) y Guerrero (5,8%), registraron los menores.