El Día de Acción de Gracias es especial por el significado histórico y deportivo<br>Foto: Especial
El Universal
Por cuarto año consecutivo, los aficionados a los emparrillados disfrutarán de una triple cartelera; Detroit-Green Bay, Dallas-Oakland y Gigantes-Denver
El Día de Acción de Gracias es especial por el significado histórico ydeportivo. Así que la reunión familiar para disfrutar de juegos defutbol americano es toda una tradición en EU y que agradecemos enMéxico por hacerlo entre semana.

La historia de estos juegos inicia en 1934 y a partir de ahí comenzó atomar fuera, aunque desafortunadamente se suspendió de 1939 a 1944 porel estallido de la Segunda Guerra Mundial.

Los Osos de Chicago fueron los primeros en ganar en este día tanespecial para los norteamericanos, cuando vencieron 19-16 a los Leonesde Detroit, este cotejo atrajo la atención de la gente y 94 estacionesde radio transmitieron el histórico partido.

El ex dueño de los felinos, G.A. Riochards fue el genio que comenzóesta tradición en la NFL con el objetivo de que los aficionadosasistieran a los encuentros de Detroit, sobre todo en jueves; losLeones son la escuadra que más partidos han disputado en el tradicionalThanks Giving Day con 70, los Vaqueros de Dallas son segundos con 41.

Para este 2009, los fanáticos de los emparrillados podrán disfrutar,por cuarto año consecutivo, de una triple cartelera para acompañar eldesayuno, la comida y la cena.

Detroit contra Green Bay por la mañana, Dallas ante Raiders por la tarde y Gigantes de Nueva York contra los Broncos de Denver.

El primer duelo nos ofrece a unos Leones que ya lograron dos victoriasen este año y que buscarán revancha ante unos Empacadores que losblanqueó 23-0 en la semana 6, primera vez desde 1946 y la número 19consecutiva en el campo Lambeu.

Matt Sttafford no podrá estar en los controles de la ofensiva felina yaque se encuentra lastimado del hombro tras el juego ante Cleveland.Mientras que Aaron Rodgers tratará de salvar su vida su lucha por noser capturado.

Detroit buscará su primera victoria en Día de Acción de Gracias, de loscuales sólo han podido ganar en tres ocasiones; mientras que ambasescuadras disputarán su duelo 19 en `jueves'.

Dallas y sus problemas en la ofensiva chocarán contra Oakland en unpartido donde se cumplirán los 42 años de los Vaqueros en eltradicional Thanksgiving, primero en el Nuevo Estadio de los Vaqueros.

Pero el panorama no luce muy prometedor, ya que dos armas elementalesen el ataque texano, Tony Romo y Jason Witten presentan molestiasfísicas; el primero, que posee un récord de 3-0 en esto partidos,presenta una lesión en la rodilla, mientras que el ala cerrada tieneuna ligera lesión en el tobillo.

Para este partido, el ala defensiva de los `Malosos' Greg Ellis seenfrentará a sus ex compañeros por primera ocasión. Ellis jugó 11temporadas con el conjunto de la Estrella Solitaria, logrando 365tackeladas, 77 capturas y cuatro intercepciones.

La defensiva de los Raiders llega muy motivada, ya que lograron mantener a los Bengalíes en 17 puntos la semana pasada.

Para la noche, Gigantes y Broncos buscan recomponer su panorama despuésiniciar la temporada con cinco y seis victorias consecutivas,respectivamente.

Denver será anfitrión por primera vez en el último jueves de noviembrey reaparece desde 1964, mientras que Nueva York también regresa a esteduelo desde 1992.

Los neoyorquinos vienen de vencer a los Halcones Negros de Atlanta entiempo extra, resultado que puso fin a una racha de cuatro derrotasconsecutiovas. En contraste, Broncos sufrió una apaleada por parte deSan Diego y sumó su cuarto descalabro consecutivo.

La mayor preocupación para los locales debe ser la salud delquarterback Kyle Orton, quien sigue lesionado de un tobillo, ya quequedó demostrado que con Chirs Simms no llegarán a ningún lado.

La última vez que estas dos escuadras se vieron las caras fue en el2001 con victoria de los equinos 31-20 sobre los de jersey azul, conuna gran actuación de Brain Griesse, quien convirtió 330 yardas y tresanotaciones

Sin duda la mesa está puesta y la cartelera es prometedora, a disfrutaruna fiesta que sólo vemos de lejos, pero que con el futbol americanopodremos disfrutar de la mejor forma.