Carlos Díaz
Responde a preguntas en presentación en el Icocult
Como parte del Festival Artístico Coahuila 2009, la actriz Silvia Pinal, la única leyenda viva y activa de la Época de Oro del cine mexicano, se presentó ayer en el patio del Instituto Coahuilense de Cultura (Icocult), donde a pesar del frío se reunieron más de 200 saltillenses para hacerle preguntas.

La destacada artista mexicana se mostró amable y con un físico bien conservado.

La presentación se abrió con un video sobre la trayectoria artística de Silvia Pinal, para enseguida dar paso a su conferencia.

Al ver su característica silueta -con un atuendo blanco y brillantes anillos y collares que hacían resaltar su figura a través de la tenue luz de unas velas que iluminaban el lugar-, la actriz fue recibida con una ovación de pie.

Para iniciar la plática, la actriz relató todas sus aventuras a lo largo de más de 60 años de carrera.

En un ambiente acogedor, Silvia comentó que era "la primera vez que sale a contar parte de su vida" y declaró: "Vengo a abrirles mi corazón".

 

Sus inicios

Dijo que comenzó su carrera a los 12 años y que para poder cumplir su sueño de convertirse en artista, tuvo que "estudiar de secretaria", que era la carrera más corta. Sólo así le permitió su padre ingresar a la legendaria Escuela de Bellas Artes, donde conoció a un sinfín de artistas.

A partir de entonces su carrera artística se disparó, dándole la oportunidad de actuar con maestros del cine como Luis Buñuel.

Con "Un Rincón Cerca del Cielo" ganó su primer Ariel, papel que cambió por completo su imagen de "ingenua" y la transformó en una mujer sensual, recordó la artista, a quien se le notaba feliz de hurgar en el baúl de los recuerdos.

Luego de 20 minutos de remembranzas, la polifacética
actriz escuchó las preguntas del público presente.

Una sobrina del actor Mauricio Garcés fue quien hizo el primer cuestionamiento, que más bien se trató de un "reclamo", pues le recordó el rumor de que el actor estaba perdidamente enamorado de ella. "Qué malita, hubiera sido de la familia", le dijo.

Además le recordaron asuntos que olvidó mencionar, como su vida al lado del actor y cantante Enrique Guzmán, a lo que ella respondió: "¿A quién?, no les entiendo" y se dedicó a narrar su romance con Emilio Azcárraga, sin dejar en claro si había sido un problema de oído o si prefirió evadir la pregunta.

La plática concluyó con algunas anécdotas que tuvo en su programa "Mujer: Casos de la Vida Real" y con la entrega de un reconocimiento por su trayectoria por las respectivas autoridades municipales.