Reportan dos explosiones en diferentes puntos de Tegucigalpa, una contra el edificio de la Suprema de Justicia
Dos explosivos fueron activados el miércoles temprano en la capital hondureña sin causar víctimas aunque sí algunos daños.

Uno de los artefactos hizo explosión en la madrugada en el sitio en donde comenzó una manifestación de la Unión Cívico Democrática (UCD) , un grupo de partidarios del presidente de facto Roberto Micheletti.

La otra explosión fue ocasionada por lo que las autoridades denominaron una ''granada propulsada'' contra el edificio de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en donde rompió el cristal de una ventana, pero tampoco nadie resultó herido.

Estos son las más recientes de numerosas explosiones de baja intensidad ocurridas en Tegucigalpa después del golpe de estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya el 28 de junio.
Varios de los ataques estuvieron dirigidos contra medios de comunicación o locales comerciales, sin que haya víctimas atribuidas a los mismos.

El país se encuentra en la recta final de un polémico proceso electoral que desemboca en los comicios generales del domingo. Zelaya ha descalificado la validez del evento por efectuarse bajo la administración de un gobierno golpista, mientras Micheletti considera que las votaciones significarán el fin de la crisis desencadenada por el derrocamiento del presidente.

La manifestación del miércoles tenía el objetivo de patentizar el respaldo que goza Micheletti, sin embargo, la afluencia fue exigua. Algunos centenares de personas hicieron dos filas para marchar por algunas calles del centro de la ciudad.

También las otrora nutridas protestas diarias de partidarios de Zelaya convocadas por el Frente de Resistencia al Golpe de Estado han venido decayendo respecto al número de participantes.

''Tengo fe que las elecciones serán el fin al problema en el que nos metió Zelaya con sus mentiras y el mundo que nos dio la espalda'', dijo el miércoles Ana Castellanos, de 26 años, una simpatizante de la UCD que participó en la marcha.