El Universal
El PAN intentó ayer encubrir la eliminación de candados que permitían controlar y fiscalizar el gasto de los gobiernos estatales
El PAN intentó ayer encubrir la eliminación de candados que permitían controlar y fiscalizar el gasto de los gobiernos estatales.

El PRI impulsó modificaciones a los artículos 8 y 9 del Presupuesto 2010, y así liberó a los gobernadores de obligaciones de transparencia y rendición de cuentas. El PAN dijo ayer, en dos comunicados (de la bancada y del Comité Ejecutivo Nacional), que sí se eliminaron los candados, pero que fueron regresados con una "Fe de Erratas".

La "Fe de Erratas", sin embargo, sólo rescata dos mecanismos de control de los seis que existían, de acuerdo con varias fuentes consultadas por EL UNIVERSAL. Queda demostrado también en la simple comparacón de la iniciativa y del texto final (ver recuadro superior).

La decisión del PAN de "defender" al PRI, no dejó contentos a muchos. "Como no pudimos cuidar la transparencia, tratamos de taparle el ojo al macho", dijo un legislador panista que pidió no ser nombrado para no entrar en conflicto con la dirigencia.

Algo similar dijo un día antes el PRD, en voz del presidente del Senado, Carlos Navarrete.

"Mi punto de vista es diferente al de quienes han señalado que se mantuvieron las reglas de fiscalización y de control del gasto presupuestal. La `Fe de Erratas' no subsanó el relajamiento que de esas reglas de control hizo la negociación", dijo el diputado panista Javier Corral Jurado.