Foto: Archivo
Notimex
En entrevista con Televisa, el Presidente habla en torno a la decisión de liquidar Luz y Fuerza del Centro, del nombramiento que debe hacer de gobernador del Banco de México y de las candidaturas anticipadas a la Presidencia
El presidente Felipe Calderón dijo que el incremento de impuestos previsto en el paquete fiscal 2010 ha sido la decisión más difícil de su gobierno, pero no había de otra, porque la alternativa era dejar que el país se fuera de las manos en materia económica.

Admitió que el paquete implica un esfuerzo y un sacrificio para todos, para empresas y para el contribuyente, "y fue una acción muy difícil porque no había otra alternativa: la alternativa era dejar que el país simple y sencillamente se fuera de las manos económicamente y eso no lo vamos a permitir".

Explicó que el gobierno y el Congreso optaron por esa decisión "porque sabemos que si no lo hubiera hecho, si no aumentamos la recaudación, dado que se nos está acabando el petróleo, el país entraría en un círculo de inestabilidad y de ruptura económica".

En la segunda parte de una entrevista que concedió al noticiero nocturno de Televisa, el Ejecutivo reconoció que el tema de los impuestos ha provocado el desánimo de los mexicanos, e hizo ver que en la historia de la humanidad, a nadie, a ningún gobernante y menos a algún contribuyente, le gusta este asunto.

Sostuvo que las decisiones asumidas le han implicado costos políticos "que los podría evitar, pero eso hubiera llevado al país al caos", y comentó que de ahora en adelante será recuperar el capital político a través de un gobierno honesto, a través del combate al crimen, a la corrupción, a la pobreza, de más seguridad y empleos.

En la entrevista con el periodista Joaquín López Dóriga, Calderón habló en torno a la decisión de liquidar Luz y Fuerza del Centro, del nombramiento que debe hacer de gobernador del Banco de
México, y de las candidaturas anticipadas a la Presidencia de la República.

Comentó que de la liquidación de Luz y Fuerza del Centro se calcularon todos los riesgos y "afortunadamente no se materializaron todos los que habíamos pensado".

Aseguró que se trató de una decisión muy difícil, pero la empresa era insostenible no sólo por lo que costaba, sino porque hubo, por ejemplo, supermercados, conjuntos habitacionales que no se
pudieron vender por falta de luz; así como demandas de electricidad insatisfechas que nos hubieran permitido generar más de 100 mil empleos.

Anotó que ahora se ha concentrado el esfuerzo en mantener el servicio de manera muy eficiente por la Comisión Federal de Electricidad, a pesar de que hubo intentos de sabotaje que fueron
claramente controlados y dominados por los técnicos de CFE.

En cuanto a la posibilidad de que se dé o no el relevo de Guillermo Ortiz como gobernador del Banco de México, anotó que como todas las decisiones que ha tomado respecto de responsables de tareas públicas, pondera con toda serenidad y detenimiento lo que sea mejor
para México.

Sostuvo que es muy importante reflexionar todos los pros y contras de una decisión tan importante, además de que el Senadoes el responsable de tomar estas determinaciones a final de cuentas, mediante la ratificación del nombramiento.

Sin abundar detalles, el presidente Calderón anunció que "presentaré una propuesta para dirigir el Banco de México, y tengo el plazo legal hasta el mes de diciembre. Entonces, estamos en ese
proceso".

De la carrera por la Presidencia de la República para 2012, dijo que hay mucha "intensidad" en los liderazgos de los partidos políticos diferentes al suyo (el PAN), pero en este debe haber una
labor de reorganización y relanzamiento y en su momento se perfilarán los cuadros que pudieran ser candidatos.