Josué Rodríguez
Torreón, Coah.- Convaleciente de las heridas que le causó la onda expansiva y dando gracias a Dios por una oportunidad más de vida, el director de la Clínica 11 del Instituto Mexicano del Seguro Social, en Piedras Negras, Ernesto Mata Castillo, es uno más de los sobrevivientes a la explosión del camión con nitrato de amonio de este domingo.
Narró desde el hospital donde convalece de las heridas, que su esposa y él viajaban procedentes de Torreón, Coahuila, con destino a Piedras Negras, cuando al pasar por el Ejido Celemania, por la carretera 30 cerca de Nadadores, Coahuila, y vieron cómo un camión se había impactado con una camioneta tipo pick up.

"Como médico procedí a dar auxilio a las dos personas que iban a bordo de la camioneta pick up, al ver que el vehículo grande se estaba incendiando procedimos a retirarlas del lugar, y al llegar la Cruz Roja entregamos a la persona que sobrevivió al accidente", narró.

Añadió que junto con su familia había intentado retornar por el poblado de Sacramento, pero cuando apenas subían al automóvil sobrevino la explosión que fue amortiguada por un camión con un contenedor de agua, por lo que salvaron su vida.

"Cuando vino la explosión observé trozos del tráiler ardiendo y volando por todos lados; al ver el lugar donde estaba el camión sólo había un cráter de gran dimensión que no estaba al momento que arribamos y el piso estaba tan caliente que no podíamos acercarnos al lugar", aseguró el galeno.

Señaló que muchas personas que se encontraban en el lugar estaban ensangrentadas, algunas otras llenas de cenizas y de hollín, "había esposos buscando a sus esposas, madres buscando a sus hijos, la gente asustada, esto sólo lo había visto por televisión en zonas de guerra".

Consternado, narra que ninguno de los que estaban ahí sabían que el camión contenía material explosivo, porque no portaba ningún señalamiento que advirtiera de la carga que transportaba.

"Yo como médico sé identificar las advertencias que vienen en los camiones cuando traen materiales explosivos, pero este camión no traía ninguna señal, nadie, ni los socorristas de la Cruz Roja, lo pudieron detectar, jamás imaginamos que el camión traía material explosivo", finalizó la víctima de la explosión.