Universal
La reforma fiscal aprobada por el Congreso de la Unión generará 50 mil empleos anuales, reconoció el secretario de Hacienda y Crédito Público, Agustín Carstens.
Además, el funcionario informó que los cambios a la estructura tributaria proporcionará un crecimiento potencial a la economía nacional de 0.5% en 2009.

"Hacia adelante tendremos que abordar, tanto el Ejecutivo como el Legislativo, la solución de diferentes aspectos que inhiben el crecimiento económico del país", señaló el funcionario federal.

En reunión con senadores de la República, Carstens Carstens manifestó que "la reforma va aumentar 0.5% el crecimiento potencial de México y eso debería traducirse en cuando menos 50 mil empleos adicionales".

"Esto sería un impacto directo, aunque hay otros impactos indirectos que podrían ser mayores en la medida en que la fortaleza fiscal se traduzca en menores tasas de interés", añadió.

De acuerdo con la encuesta del Banco de México (Banxico) realizada entre especialistas del sector privado, se estima que durante 2008 se crearán 724 mil empleos formales en el país.

La economía mexicana necesita un millón 200 empleos al año para satisfacer las necesidades de la población que se incorpora al sector productivo.

Ante legisladores de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Senadores, Carstens reconoció que la oferta de empleos "no serán suficiente".

Por lo anterior, aseguró que "se tendrán que instrumentar medidas en el futuro".

El secretario de Hacienda y Crédito Público informó que desde diciembre de 2006 se han creado 689 mil empleos, pero de septiembre de 2006 al mismo mes del presente año se tienen más de 800 mil nuevas fuentes de trabajo.

En la reunión con los senadores, el funcionario federal puntualizó que los 30 mil millones de pesos que recibirá Petróleos Mexicanos (Pemex) por la reforma fiscal serán canalizados a inversión.

Sin embargo, aclaró que "no todos los problemas de México se resuelven con dinero".

Dijo que en el país se deben fijar límites a los presupuestos multianuales para evitar que se proyecten más recursos al sistema.

En su participación, Agustín Carstens manifestó que la astringencia financiera internacional no ha afectado a México, ya que "no hemos resentido el impacto del ajuste del crédito".

Añadió que la situación financiera del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) debe cuidarse, por lo que necesita una mayor eficientización hacia adelante.