El Universal
Bora Bora está situada a unos 200 kilómetros al noroeste de Tahití, y a unos 3 mil kilómetros al sur de Hawaii. Su descubrimiento data del año 1722, y es considerada por muchos la isla más bonita del planeta.
Su antiguo nombre sugiere que los habitantes originarios de la isla (Vava'us) llegaron hace aproximadamente 7 millones de años desde Tonga.

En su lengua no existe la letra "b" por lo que todos la llaman Pora Pora, que significa primer nacimiento.

Tuvo su origen en un gran volcán ahora cubierto por un lago de aguas cristalinas. Este rincón de la polinesia francesa todavía permanece virgen.

Las habitaciones de lujo son bungalows con todos los servicios, construidos sobre las cristalinas aguas de esta isla. Uno de los mayores placeres es levantarse y tomar un desayuno en la terraza de estos bungalows o degustar su tradicional tamaaraa, hecho con carne y pescado envuelto en hojas de plátano y cocinados sobre piedras calientes.

Además de aprender a bailar el tamure tahitiano, hacer coronas de flores o tejer un cesto, la laguna de Bora Bora ofrece diferentes posibilidades de ser explorada, remar en canoa hasta un islote solitario, o cruzar en un barco con fondo de vidrio y observar la flora y fauna submarina.

Web: www.boraboraisland.com

Isla Wilson

Nuevo, exclusivo y muy aislado. Se ubica en Australia y es una morada natural de tortugas y pájaros. Consiste en un cayo que forma parte de la Barrera de Coral. Sólo brinda hospedaje a 12 personas, seis parejas, hospedados en safaris de lujo al filo de la playa por lo que cada estancia resulta verdaderamente exclusiva.

En este clima tropical, con temperatura promedio de 40 C, los niños y las concentraciones masivas no tienen cabida. Con caminatas por la arena color azúcar, observación de aves, liberación de tortugas y tours para bucear con esnórquel entre arrecifes, el tiempo será inolvidable.

El mes de febrero permanece cerrado debido a la anidación de un ave. Se puede arribar en helicópteros desde la isla Heron.

Islas Galápagos

Sus trece islas principales integran un parque nacional ubicado en Ecuador a casi mil kilómetros de distancia del continente.

Poseen un alto grado de vegetación y fauna endémica por lo que constituye uno de los paraísos naturales del planeta. Tanto que Charles Darwin investigó años atrás estos terrenos.

Las opciones son múltiples: bucear en uno de los siete lugares del mundo donde se practica este deporte, explorar la isla en kayak, practicar senderismo, convivir con tortugas gigantes.

Su historia es turbulenta. Ha sido invadida por bucaneros y piratas, así como estudiada por científicos, biólogos e historiadores. www.vivecuador.com.