Notimex
En el país existen 1.6 millones de personas ocupadas en actividades relacionadas con la educación, de los cuales los hombres perciben un mejor ingreso, ya que ganan en promedio siete mil 874 pesos mensuales, mientras que las mujeres reciben seis mil 375 pesos.
Los hombres que trabajan como profesores universitarios cobran en promedio 11 mil 075 pesos mensuales, mientras, las féminas que se desempeñan como profesoras de educación artística, administrativas o técnicas son las de menores ingresos, con cuatro mil 242 pesos al mes.

Con motivo del Día del Maestro este 15 de mayo, el INEGI precisó que en México, en 2007, la población de 14 años y más ocupada en actividades relacionadas con la educación ascendió a 1.6 millones de personas, de las cuales 61.3 por ciento son mujeres y 38.7 son hombres.

El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) explicó en un comunicado que la mayor distribución porcentual de la población ocupada en actividades educativas se concentra en el grupo de 30 a 44 años de edad, con 47.1 por ciento de mujeres y 42.6 por ciento de hombres.

Por entidad federativa, ocho entidades concentran la mitad (50.3 por ciento) de la población ocupada en actividades educativas; estado de México con 11.3 por ciento, seguido del Distrito Federal con 9.7 por ciento.

En contraste, Baja California Sur, Colima y Campeche, en conjunto reúnen 2.1 por ciento de la población ocupada en actividades educativas, refirió el Instituto.

El promedio de escolaridad de la población de 14 años y más, ocupada en actividades educativas es de 15.8 grados para los hombres y 15.6 para las mujeres que equivale en ambos casos a tres grados aprobados en educación superior.

En tanto, el promedio de escolaridad nacional es de 8.1 años, es decir, el segundo grado de secundaria.

El INEGI expuso que la presencia del sexo femenino es mayor en la educación especial, así como en los niveles de preescolar, primaria y alfabetización; mientras que el sexo masculino se ubica principalmente en niveles de secundaria, preparatoria y profesional.


La mayor diferencia porcentual de la población ocupada en actividades educativas según sexo y el nivel donde se desempeñan es en preescolar con 21 puntos porcentuales más mujeres (22.2 por ciento) en relación con los hombres (1.3 por ciento).

Destacó que la situación se invierte en el nivel de secundaria, con mayor presencia de la población masculina (23.5 por ciento) respecto de la femenina (14.5 por ciento), siendo la diferencia de nueve puntos porcentuales; le sigue la educación superior con una distancia de 7.3 puntos a favor de los hombres.

En 2007, la población masculina ocupada en actividades relacionadas con la educación obtenía en promedio siete mil 874 pesos mensuales, mientras que las mujeres percibían seis mil 375 pesos.

En promedio, en el ámbito nacional, la población masculina que se dedica a las actividades educativas trabaja cuatro horas más a la semana (31 horas) que las mujeres (27 horas), añadió el organismo.

Detalló que si se toma en cuenta el número de horas laboradas se aprecia que tanto mujeres como hombres se concentran en el grupo de 25 a 32 horas trabajadas a la semana con 40.9 y 35.7 por ciento, respectivamente

Por otra parte, de cada 100 hombres ocupados en actividades educativas, 30 se dedican únicamente a trabajar; dos trabajan y estudian; 62 trabajan y realizan quehaceres domésticos y seis hacen las tres actividades.

Asimismo, de cada 100 féminas en la misma situación, 28 trabajan; dos estudian y trabajan; 65 trabajan y hacen quehaceres domésticos y cinco trabajan, estudian y hacen labores domésticas.