Excélsior
Un análisis de la consultora Global Insight estima que para 2010 la producción de General Motors en México crecerá 33 por ciento, un punto por encima del estrepitoso 32 por ciento que proyectan caerá este año.
México, D.F..- ¿Será suficiente para resucitar? Dave Cole, director del Centro de Investigación Automotriz (CAR, por sus siglas en inglés), opina que el hecho de que haya dejado atrás los activos no estratégicos no es garantía de éxito, ya que serán determinantes los factores económicos que envuelven a la industria automotriz.

"El principal desafío para la nueva General Motors, así como para todos los fabricantes de autopartes es la economía", afirma el experto.

Otro de los problemas que enfrentará la armadora es la reducción de sus volúmenes de producción y de sus inventarios de una forma "dramática".

Anteriormente, su capacidad de producción la había puesto en la punta en un escenario en el que la demanda siempre iba en aumento. Sin embargo, cuando comience la recuperación, GM enfrentará problemas de abasto si mantiene el nivel de inventarios actual.

Una de las ventajas que tiene la nueva empresa es que aún conserva su autonomía para el desarrollo de productos, sobre todo aquellos que son eficientes, como el Chevrolet Volt, un auto eléctrico que lanzará en 2010.

Precisamente la marca Chevrolet es estratégica, pues podría representar hasta 70 por ciento de las ventas de la compañía, de acuerdo con el plan del gobierno de Barack Obama, que ostenta la mayoría accionaria en la empresa.

Chevrolet se ha mantenido como la segunda marca más importante de Estados Unidos, al vender más vehículos que cualquier otra marca, excepto Toyota Motor. Dentro de GM, representa en torno a 60% de sus ventas.

"Afortunadamente no han comprometido su tecnología o su capacidad de desarrollo de productos", comentó el analista, tal como lo hizo Chrysler con la participación de Fiat, donde Sergio Marchione, CEO de la italiana, tomó el control de la de Detroit.

Un análisis de la consultora Global Insight estima que para 2010 la producción de General Motors en México crecerá 33 por ciento, un punto por encima del estrepitoso 32 por ciento que proyectan caerá este año.

Detalla que como parte de la estrategia de producción de la armadora, las cuatro plantas de General Motors tendrán un crecimiento de 67 por ciento en los próximos seis años, al pasar de más de 500 mil unidades en 2005, a 840 mil en 2015.

Asegura que la misma General Motors avaló el pronóstico elaborado por Global Insight, y donde la planta de Toluca jugará un papel importante puesto que posiblemente sea destinada a la producción de algunas de las marcas con las que se quedará el corporativo, aunque aún no de define cuál ya que en 2012 terminará la producción ahí.

El viernes General Motors anunció que después de 40 días protegida por el Capítulo 11 del Código de Bancarrotas de Estados Unidos, dejaría atrás sus activos no estratégicos para resurgir bajo la mano del gobierno de aquel país, que pasó a ser dueño de 60 por ciento de la empresa.

Para Pascual Francisco, analista de IHS Global Insight, será positivo para la nueva General Motors que haya salido antes de lo previsto de la bancarrota ya que, en su opinión, ese era uno de los principales temores por parte de la industria cuando tomó la decisión en junio pasado.

"Veo muy bien que hayan salido rápido de este bache, pero aún tiene por delante otros retos que son muy importantes", comentó el analista en el sector automotor.

Por el momento, agrega, el rumbo de la empresa es incierto debido a que no es posible determinar la influencia que tendrá el gobierno de Barack Obama dentro del rumbo de la nueva General Motors.

A pesar de que el mismo presidente de Estados Unidos ha declarado que su gobierno no tiene interés en administrar General Motors, Francisco opina que "es un hecho que el gobierno estará detrás de las operaciones, pero no se sabe a qué nivel lo haga".

General Motors recibirá por parte del Departamento del Tesoro de Estados Unidos más de 50 mil millones de dólares, de los cuales más de 30 mil ya fueron entregados durante el primer semestre de este año.