La Coruña, España.- Consigue con la victoria salir nuevamente de los puestos de descenso; el Sevilla se aleja de zona de Champions
El Deportivo de La Coruña sorprendió al Sevilla 2-1, que se había puesto por delante en el marcador, y sumó tres puntos que le dan mucho oxígeno en la clasificación, y le permiten salir nuevamente de los puestos de descenso.

Ni la defensa de cinco jugadores dispuesta por Miguel Angel Lotina, ni las rotaciones de Manolo Jiménez, frenaron el ritmo con el que empezó en Riazor el duelo de dos conjuntos en posiciones antagónicas pero que compartían rachas similares en las últimas jornadas: 10 puntos de 15 para el Dépor y 13 de 15 para el Sevilla.

Los coruñeses se apoyaron en las mismas armas con las que derrotaron al Espanyol; asumieron la iniciativa y buscaron profundidad con la aportación de Angel Lafita en la banda derecha y un entonado Christian Wilhelmsson en la izquierda.

Aunque el peso del partido lo llevaron los gallegos, las acciones de peligro eran sevillistas, que basaron su juego en veloces contragolpes, casi siempre por la banda derecha, que Duda, Kanouté y Koné desperdiciaron.

En la mitad del primer tiempo Wilhelmsson perdió un balón en el centro del campo y Kanouté, en probable fuera de juego, se plantó solo ante Aouate y definió a la perfección para poner por delante a los andaluces.

Pese al tanto, el Deportivo no se amilanó y diez minutos después aprovechó un penalti de Maresca sobre Bodipo, para equilibrar el marcador con gol de Wilhelmsson, que se estrenó como goleador con los coruñeses.

El Dépor aprovechó una falta para sorprender al Sevilla, con la buena ejecución de Antonio Tomás y el remate de Lafita, que anotó por segunda semana consecutiva.

El Sevilla intentó reaccionar, pero los de Jiménez fueron incapaces de superar a la sólida defensa blanquiazul y llegar con claridad al área de Aouate.

Con los andaluces sin demasiadas ideas en ataque, el Deportivo dispuso de la oportunidad de sentenciar el choque, pero Antonio Tomás perdonó tras una gran jugada de Lafita.

El Sevilla siguió metido en el partido, pero no pudo llevarse botín alguno de Riazor; con el resultado se aleja de los puestos de Liga de Campeones.