Notimex
Pablo Montero se declaró inocente en un tribunal criminal de esta ciudad, del cargo de posesión de cocaína.
Miami.- Montero, de 38 años, quien no asistió a la audiencia "por encontrarse trabajando fuera del país", fue representado por el abogado Mark Shapiro, quien lo declaró "no culpable" ante el juez.

En la audiencia, la Fiscalía del sur de Florida presentó la acusación formal de posesión de cocaína contra Montero, que es un delito mayor de tercer grado, y le ofreció un acuerdo para cumplir un programa de rehabilitación de drogas durante un año.

"El programa de drogas lo ofrecen a la gente asumiendo que la persona tiene un problema con ellas y esa es una posibilidad, pero que se entienda que eso no significa que es culpable de nada", aseguró el abogado Shapiro a la prensa tras la audiencia.

Oscar Daniel Hernández, nombre real de Pablo Montero, fue arrestado el pasado 31 de agosto en South Beach por conducir de manera imprudente y tener en su poder una bolsa con cocaína.

El abogado aseguró que revisarán las pruebas presentadas por la Fiscalía y hablarán con Montero para estudiar sus posibilidades. No descartó que el artista sea citado a una nueva audiencia fijada por el juez para el próximo 12 de octubre.

"Yo esperaría que estuviera presente (Montero)... en esa audiencia vamos a informarle al juez si somos capaces de resolverlo o no sin ir a juicio con la Fiscalía", afirmó Shapiro.

Los hechos.

De acuerdo con el reporte policial del caso el artista fue detenido en South Beach por pasarse un semáforo en rojo y voltear a la izquierda desde un carril que sólo permitía el giro a la derecha en una camioneta BMW blanca, que pertenecía al pasajero.

Después, durante una revisión, la policía encontró una sustancia en el auto que resultó ser cocaína, según los análisis realizados en el lugar. Montero presuntamente le dijo a los agentes que la bolsa en la que estaba la droga era suya, y no del pasajero que viajaba con él.

Posible solución.

Luis Martínez, abogado criminalista independiente, aseguró que si Montero acepta el programa de rehabilitación de drogas le retirarían todos los cargos y quedaría con un récord limpio que no le afectaría su estatus migratorio.

El programa incluye exámenes mensuales de sangre y psicológicos, para asegurarse que no se utilizan drogas; según el litigante, la justicia rara vez permite que se realice fuera del país, esto por la posibilidad de que Montero lo pudiera cumplir en México.