Los Angeles, EU.- Britney Spears perdió la custodia de sus hijos porque no logró sacarse una licencia de conducir en California y presuntamente faltó a una prueba de alcohol y drogas, informó su abogado.
"No logramos cumplir con las órdenes del juez", dijo a la revista People el abogado Sorrell Trope.

"Específicamente, el juez ordenó que para las 10 a.m. (del lunes) ambas partes mostraran sus licencias de conducir de California válidas. No he podido producir evidencia de eso".

Trope dijo que otro factor fue una queja del abogado de su ex esposo, Kevin Federline, porque Spears faltó a la prueba. ``No hay evidencia de falló'', indicó el abogado.

Trope no respondió de inmediato una llamada de la AP en busca de comentarios.

El lunes, el comisionado del Tribunal Superior Scott M. Gordon ordenó que Spears le ceda a Federline la custodia de sus hijos Sean Preston, de 2 años, y Jayden James, de uno, ``hasta un nuevo aviso de la corte''.

Previamente, le ordenó a Spears que se someta a pruebas aleatorias dos veces por semana y se reúna semanalmente con un ``entrenador de padres'' que observaría su comportamiento y le reportaría a la corte. Tanto Spears como Federline deben completar la clase ``Paternidad sin conflictos'' o recibir asesoría privada, indicó el tribunal.

La pérdida de sus hijos es el más reciente problema que enfrenta Spears, cuya suerte ha ido empeorado pública y considerablemente desde que se separó de Federline, de 29 años, el año pasado.

La pareja se casó en octubre del 2004. Spears solicitó el divorcio el pasado noviembre y el mismo se hizo oficial en julio.

Desde que consiguió su libertad, Spears se ha comportado de manera extraña, como si hubiera perdido el control. Primero, fue fotografiada en varios clubes nocturnos de Hollywood con Paris Hilton, ocasionalmente sin ropa interior. Luego se rasuró la cabeza frente a paparazzi, golpeó un auto con una sombrilla y terminó pasando un mes en rehabilitación.

Spears tenía previsto recuperar el trono del pop con una anticipada actuación en la ceremonia de los premios MTV a los Videos Musicales el mes pasado. Pero fue universalmente criticada tras lucir letárgica y relativamente fuera de forma. A la semana siguiente, su firma de managers la echó y su abogada renunció.

Spears entonces fue acusada de cargos menores por darse a la fuga y conducir sin licencia válida presuntamente por chocar un auto estacionado en agosto.

Las faltas vehiculares probablemente llevaron al juez a emitir su orden el lunes, dijo el abogado especialista en divorcios Raoul Felder, con sede en Nueva York. Funcionarios del Departamento de Vehículos Motorizados dijeron que Spears solicitó una licencia de California pero no terminó el proceso para obtenerla.

``Conducía sin licencia con un niño en el auto'', indicó Felder. ``Uno puede dejar de lado su entrada y salida de rehabilitación, el que se haya afeitado la cabeza. ¿Pero esto? ¿Cuando un juez se arriesgó por ella? No hay marcha atrás''.

Aunque Spears debe ceder la custodia física de sus hijos hasta nuevo aviso, ella y Federline aún comparten la custodia legal. El abogado de divorcios de Los Angeles Connolly Oyler dijo estar sorprendido de que no le hayan quitado antes a los niños. Los jueces por lo general retiran a los pequeños de hogares donde los padres deben someterse a pruebas de drogas, señaló.

Añadió, empero, que no todo está perdido para la estrella del pop: ``Si ella selecciona a un buen asesor y se rodea de nuevos amigos, hay un buen chance de que las cosas cambien... Apenas tiene 25 años''.

Spears y Federline regresarán a la corte el 3 de octubre. El nuevo álbum de Spears sale a la venta el 13 de noviembre.