Foto: AP
dineroenimagen.com
El salto de Felix Baumgartner se suma a una serie de logros deportivos impulsados y patrocinados por la bebida energetizante.
El salto desde la estratosfera que ejecutó el austriaco Felix Baumgartner, rompió el récord al vuelo en globo tripulado de mayor altura, concebido y patrocinado por Red Bull, la firma de la bebida energetizante que esta vez tomó demasiado literal su eslogan que reza: Red Bull te da alas.

La división Red Bull Stratos, reúne a diversos miembros del mundo en medicina aeroespacial e ingeniería, quienes estuvieron encargados de supervisar el desarrollo de la misión y en este punto muchos se preguntarán ¿cómo una firma de bebidas energetizantes ha llegado al espacio?.

La compañía que comenzó su historia en 1982 cuando Dietrich Mateschitz descubrió en Tailandia una bebida local que ayudaba a evitar el jet lag, encontró en la cualidad energetizante de su bebida y los deportes la combinación perfecta.

Red Bull tiene su base central de operaciones en Salzburgo, Austria, y desde allí exporta las 4,200 millones de unidades que produce, a más de 130 países alrededor del mundo, consiguiendo una facturación anual de casi 3,785 millones de Euros.

Para el multimillonario Mateschitz la bebida pensada para su consumo en momentos de alta exigencia física y mental encontró en los deportes extremos su mejor aliado, por ello la marca se hace notar en eventos internacionales propios como el Red Bull Air Race, Red Bull X-Fighters y Red Bull Skateboard.

Además la empresa es dueña de los equipos de fútbol Red Bull New York de la Major League Soccer norteamericana (más su estadio Red Bull Arena) y el austríaco Red Bull Salzburg de la Bundesliga Red Bull, compite activamente en la Fórmula 1, con dos escuderías propias, Red Bull Racing y Scuderia Toro Rosso, con una en la NASCAR, y con patrocinio personal a varios pilotos.

Mientras su estrategia de marketing televisivo no evoluciona mucho, puesto que llevan años cambiando sólo mínimamente su clásico spot animado "Red Bull te da alas", la firma ha establecido a través de su canal de televisión, su revista y su amplia red online un propio imperio mediático que se llena de contenido gracias a las marcas patrocinadas.

El salto de Felix Baumgartner se suma a una serie de logros deportivos impulsados y patrocinados por la bebida energetizante. Casi en cualquier evento es común encontrar playeras, stands y muchas bebidas de la marca, lo que demuestra el grado de penetración de Red Bull en el mundo del deporte.

Chris Smith de Forbes, apunta que lo que la firma consigue es otra asociación entre su marca y los límites de la actividad humana. Antes patrocinó el salto más largo en un auto de rally, el salto más alto de BMX y el salto más largo en un carro de nieve y todos rompieron marca.

La hazaña de Baumgartner se planeó para que éste ascendiera a 36,576 metros en un globo estratosférico y realizara este salto en caída libre hacia la tierra corriendo a velocidades supersónicas antes de lanzarse en paracaídas a la tierra.