Los promotores de la venta calculan poder obtener con ella entre 3 y 4 millones de euros (entre 4 y 6 millones de dólares), aunque nadie descarta que pueda haber sorpresas y que esta cifra pueda ser superada pese a la crisis.
París, Francia.- Cerca de 3 mil personas contemplaron este fin de semana los mil 200 muebles y objetos diversos, de la maleta al cenicero, la cama estilo imperio o el aguafuerte de Picasso, que decoraron la intimidad del modisto Yves Saint Laurent (1936-2008) y de su amigo Pierre Bergé, que salen a subasta a partir de mañana.

Entre el sábado y el domingo se contabilizó la presencia de 2 mil 700 personas en la sede francesa de Christie`s, indicaron hoy a Efe los promotores de la venta.

El público pudo contemplar a sus anchas el imponente y a la vez entrañable conjunto de obras cuyos precios oscilan entre los 50 euros (74 dólares) de un cenicero de cristal a los 70 mil (104 mil) de un guache de Fernand Léger, así como una cantidad nada desdeñable de piezas a precios intermedios, de 300 a 6 mil euros (de 449 a 8 mil 979 dólares).

Los promotores de la venta calculan poder obtener con ella entre 3 y 4 millones de euros (entre 4 y 6 millones de dólares), aunque nadie descarta que pueda haber sorpresas y que esta cifra pueda ser superada pese a la crisis.

La operación incluye un sinfín de objetos decorativos y de uso, como lámparas, tapices, juegos de cocina, vajillas, joyas, esculturas, cuadros, sillones, sillas, maletas, mesas y mesitas, que acompañaron la vida cotidiana del artista y de su amigo.

La casa de subastas no ha divulgado aún el número de preinscripciones registradas, paso previo indispensable para tener garantizado el acceso al Teatro Marigny, donde se realizará la subasta a partir de mañana y hasta el próximo día 20.

La venta es pública y por lo tanto abierta al público sin necesidad de operación previa alguna, recordaron sus organizadores, pero el acceso a la sala donde se celebra dependerá de las plazas disponibles y por supuesto tendrán prioridad las personas registradas, recordaron.

Ésta es la segunda gran subasta que organiza en menos de un año el compañero y más próximo colaborador del celebérrimo artista francés nacido en Orán (Argelia), en 1936, que en la década de los años 70 del siglo pasado se convirtió en el primer modisto que expuso sus obras en un museo, el Metropolitan de Nueva York.

El importante conjunto de objetos que ahora decidió dispersar Pierre Bergé procede principalmente del suntuoso castillo Gabriel, en Normandía (noroeste), que la pareja compró en 1980; pero también de sus respectivos apartamentos en París, así como del taller y despacho del modisto en la avenida Marceau.

El resultado íntegro de la venta será puesto al servicio de la investigación y de la lucha contra el sida.

Con esa intención, Pierre Bergé creó el pasado octubre una fundación que lleva su nombre y a través de la que promete garantizar 2 millones anuales de euros (2,9 millones de dólares) para esta causa por la que siente un interés muy particular, subrayó entonces.

La casa de subastas Christie`s organiza la venta en estrecha colaboración con la propia casa de subastasPierre Bergé Associés, creada por el co-fundador de Yves Saint Laurent.

Al igual que la primera subasta promovida el pasado febrero por Pierre Bergé, aunque entonces su contenido era exclusivamente museístico, lo que produjo una recaudación de 374 millones de euros (457 millones de dólares).

La diferencia entre las dos subastas, según comentó a Efe su principal promotor, el vicepresidente de Christie`s France, François Ricqlès, es que en esta ocasión Bergé "abre las puertas" a su intimidad y a la de Saint Laurent.

Ricqlès, quien "llevó" la subasta a Christie`s y la preparó estrechamente con Pierre Bergé, comentó, asimismo, lo "fácilmente" que el empresario y mecenas parece separarse de las obras de arte y objetos que le acompañaron durante gran parte de su vida.