Nueva York, EU.- El alza del petróleo no afecta sólo a la billetera de los automovilistas: también empuja al alza los precios de los cereales, entre ellos, algunos de los alimentos más consumidos del mundo -pan, arroz y papas-, pero alcanzan también al azúcar, carne, leche, huevos y manteca.
El alza de las cotizaciones del crudo, que la semana pasada estableció un nuevo récord de 90 dólares el barril, impulsa el desarrollo de los biocombustibles extraídos del maíz, del trigo, del ricino y de la caña de azúcar, explican los analistas.

El etanol y el biodiesel se vienen convirtiendo gradualmente en una salida para los grandes cultivos, causando un alza general de los precios de los productos de origen vegetal o animal.

El maíz subió un 26%, pasando a 103.6 dólares la tonelada entre 2001-2006 a 140.4 dólares la tonelada en 2006/07, y debería subir a 158.9 dólares este año. En México, donde este cereal constituye la base de la alimentación, el precio de las tortillas subió 60%.

El trigo, que valía 152 dólares por tonelada hasta 2006, vale ahora 204 dólares por tonelada, lo que representa un alza de 34%, y seguirá subiendo durante la temporada 2007/08.

Este aumento sustancial afecta así los aceites vegetales (+11%), el azúcar (+14%) y el arroz (+23%).

El alza abarca los precios de todos los alimentos básicos, incluyendo la leche y la carne, así como los cereales empleados para alimentar el ganado.

En China, el precio de los cerdos aumentó un 20% con relación a un año atrás, mientras la carne bovina subió un 6%.

En Estados Unidos, el precio al por mayor del pollo será este año en promedio un 10% más alto que en 2006, según el Departamento de Agricultura. Una docena de huevos costará 21% más y la leche será un 14% más cara.

Los precios de la manteca, el queso, la leche y la carne bovina van a subir como mínimo un 15% en 2008.