Excélsior
Especialista en estudios latino-americanos sostiene que hay que otorgar a la isla la importancia de un país fronterizo


La importancia que México debe darle a la relación con Cuba es la de un país fronterizo, opinó el especialista en estudios latinoamericanos Guillermo Guajardo Soto.

"A lo mejor existe el canal de Yucatán, pero es un país fronterizo. Tiene el mismo estatus de la relación que puede haber con Estados Unidos, toda dimensión guardada, o con la que hay con Belice y con Guatemala", destacó en entrevista con Excélsior, el académico e investigador de la UNAM.

En la nueva estrategia de reacercamiento a América Latina que ha desarrollado la Secretaría de Relaciones Exteriores es fundamental estar atentos a los cambios que se viven al interior de la isla.

"Cuba es una incógnita no resuelta en el hemisferio occidental y no sólo se trata de tener una `carta o una ficha' en el lugar, sino que hay que estar atento. Los vínculos que se pueden establecer con la isla van a ser fundamentales en términos de seguridad, de tener un papel allí por una razón de interés nacional", destacó Guajardo Soto.

Un elemento central en el que hay que poner atención es en los cambios que experimenta Cuba con la enfermedad de Fidel Castro, donde al parecer Raúl Castro está cumpliendo "una especie de rol transicional y creo que es un escenario que es plenamente válido que México explore", consideró.

Para el académico, actualmente se están buscando las bases para un entendimiento "más transparente" con Cuba; y en esta relación se deben tomar en cuenta todas las posibilidades, por ejemplo, que se abriera el mercado cubano.

"Si la economía cubana se convierte en una de mercado, yo creo que el destino turístico de Cancún y toda esa área puede verse afectadísimo. Es cosa de ver los mapas satelitales, si comparas la costa de Quintana Roo con la cubana, la segunda está totalmente inexplorada y podría ser un gran negocio", señaló.

En cuanto a la relación con Venezuela y, en particular con las acciones del mandatario Hugo Chávez en los últimos meses comentó: "Gran parte de los desvaríos, radicalizaciones o lanzamientos hacia delante de Chávez, tienen que ver con que ya no hace caso de los consejos, ya no hay nadie que lo aconseje, pues desde que Castro se ha empezado a debilitar el tipo se ha desbocado".

Para Guajardo "el hombre más moderador ha sido Castro y cuando Castro se ha empezado a debilitar, hace un año, Chávez se ha desbocado, se va contra el parlamento brasileño, empieza a alegar contra Chile" y se da el enfrentamiento con el Rey de España.

El académico recordó que Castro es un hombre "que ha sobrevivido a todo, algún tipo de sabiduría tiene, pero ya no le puede dar esa sabiduría a Chávez".

Dados los cambios que se están viviendo al interior de Venezuela, la relación de México con ese país deberá ser de "diagnóstico reservado", opinó el académico.