LA JORNADA
México, D.F. .- De acuerdo con registros oficiales, en lo que va de la administración de Felipe Calderón ya suman más de 4 mil ejecutados, es decir, en promedio han muerto diariamente a manos del crimen organizado 7.6 personas a lo largo de 527 días. Sin embargo, la semana pasada la violencia se incrementó hasta superar los 15 asesinatos cada 24 horas, principalmente en estados como Chihuahua, Sinaloa y Durango.
En 18 meses de gestión de Felipe Calderón Hinojosa se han cometido 4 mil 44 ejecuciones: 2 mil 794 de enero a diciembre de 2007, y mil 250 del primero de enero al 20 de mayo de este año.

La violencia se ha incrementado en entidades como Guerrero, donde se consideraba que el llamado operativo conjunto había logrado afectar la operación de los grupos del crimen organizado; sin embargo, el número de homicidios atribuidos a esas bandas, definidos como ejecuciones, ha ido en aumento y tan sólo en los últimos diez días se han reportado más de 80 muertes a pesar del despliegue de miles de militares y centenares de agentes federales en ese y otros estados.

A este respecto, funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal, quienes dieron acceso a estadísticas gubernamentales, reconocieron que este mes se puede convertir en el más violento de los últimos años, ya que el promedio mensual es de entre 200 y 220 asesinatos, pero a nueve días de que termine el actual mayo ya suman más de 180 y las entidades con mayor violencia son Baja California, Chihuahua, Sinaloa, Durango, Michoacán, estado de México y Guerrero.

Más de 45 funcionarios públicos, entre militares, agentes federales y policías municipales o estatales, han sido asesinados tan sólo en lo que va de 2008, y en este rubro los principales estados en que han ocurrido estos hechos son Baja California, Sinaloa, Chihuahua y Durango.

Según autoridades federales, el recrudecimiento de la violencia obedece "a un reacomodo de las organizaciones criminales ante el efectivo combate que el gobierno federal realiza contra el narcotráfico". Sin embargo, fuentes de información que participan en la administración federal mencionaron que existe una guerra entre cárteles por apoderarse de territorios de bandas rivales, y también ha aumentado la violencia en la frontera norte debido a la separación de los hermanos Beltrán Leyva del grupo que dirige Ismael El Mayo Zambada, y que hasta hace unas semanas encabezaba Joaquín El Chapo Guzmán.

En esta ola de violencia se deben mencionar las ejecuciones perpetradas los primeros días de mayo en Guerrero, mismas que, según el procurador general de la República, Eduardo Medina Mora, obedecieron a una disputa por las rutas de tráfico de mariguana en la zona Iguala-Petatlán, donde grupos de hombres armados trataron de asesinar a Rogaciano Alva Alvarez, ex dirigente ganadero en esa entidad.

En este mes han sido asesinados efectivos de la Policía Federal Preventiva en los estados de Sinaloa, Chihuahua y la ciudad de México; apenas el pasado martes ocho hombres fueron ejecutados en Durango, y ayer en la carretera México-Cuernavaca aparecieron dos policías ministeriales del estado de Morelos muertos y encajuelados.