Universal
Baja California Norte, México.- Se mantiene la alerta roja por parte de las autoridades de protección civil
En Mexicali se mantiene una tensa calma, luego de los 29 sismos sucedidos desde la madrugada de hoy. Desde el viernes por la noche suman más de 120 réplicas sísmicas.

A las 8:00 horas tiempo local, se evacuaron los edificios federal, del Congreso estatal, para ser revisados por perito de la Unidad de Protección Civil municipal.

Los más de 200 empelados de las oficinas federales gubernamentales tuvieron que suspender labores, ya que este inmueble fue cerrado, hasta "nuevo aviso", una vez que se localizaron gritas profundas en su estructura.

En el caso del Congreso, así como las oficinas estatales, municipales y del Poder Judicial son revisadas por personal de Protección Civil.

Más de 250 mil estudiantes tuvieron que suspender sus clases este martes, ya que la secretaría de Educación anunció que se revisarían las estructuras de las escuelas, una vez que se localizaron 38 planteles con daños severos en la capital bajacaliforniana.

"Queremos que la gente esté en sus casas, con la suspensión de clases evitarnos que hay mucha población transitando por las calles y carreteras, por lo cual podemos tener más calma. Hacemos un llamado a la población mexicalense para que no esté circulando y así nos permitan trabajar mejor", expresó el secretario de Educación, Oscar Vega Marín.

Además se cerraron cines, se suspendió el juego del equipo de basketbol local Los Soles.

Se mantiene la alerta roja por parte de las autoridades de protección civil, ante la ola réplicas de sismos que han sucedido.

"Ha habido dos temblores de más de 5 grados, las demás han sido réplicas de las cuales podemos informar, sobre todo porque son medidas en los institutos de California, que tienen un equipo muy sofisticado para detectar temblores de un grado, por eso la lista de sismos es muy larga", explicó el investigador del Centro de Investigaciones Científicas de Ensenada, Luis Mendoza Gracilazo.

PANICO EN LA CIUDAD

En esta ciudad la gente habla del "magno sismo" que llegará, el cual aseguran será superior a los 7 grados centígrados, como si tuvieran la certeza de que así será.

Por más que las autoridades han emitido un serie de comunicados en done explican que no es posible predecir algo así, la población lo da como un hecho.

"Hay que mantener la calma, no correr rumores, mejor hay que reforzar nuestro propio plan familiar de protección civil es decir tener en casa agua embotellada, comida enlatada, radio y linterna de baterías, así como los documentos de mayor importancia para la familia como son actas de nacimiento, credenciales, papeles de la vivienda", dijo el acalde Rodolfo Valdez Gutiérrez.

Dentro de su plan de previsión la población ha acudido a realizar compras de alimentos no perecederos, de linternas y todo tipo de artículos que les pudiera servir para enfrentar una contingencia.

Algunas tiendas de autoservicio han aumentado sus ventas de este tipo de productos.

"Nosotros no hemos cerrado todavía, porque mucha genera ha venido a comprar agua de garrafón y en galones, porque dicen que lo pueden necesitar", comentó la noche del lunes, Francisco Martínez, de la empresa Agua Estrella Azul.