Washington, EU.- El actor Mel Gibson superó el periodo de libertad condicional tras un año y cinco meses en esa condición legal, a la que fue condenado en agosto de 2006 por conducir bajo los efectos del alcohol, informó la revista People.
"Ahora dependes de ti mismo", comentó el juez Lawrence Mira al famoso actor, a quien deseó "buena suerte" en su proceso de rehabilitación.

El protagonista de "Braveheart" contestó con un lacónico "gracias, señoría".

Gibson, de 52 años, acudió a los juzgados de Malibú, en Los Angeles, por una puerta trasera para evitar a los fotógrafos y protegido por policías.

El también productor y director de cine fue acusado formalmente el 2 de agosto de 2006 y condenado poco después a tres años de libertad condicional, de los que sólo tuvo que cumplir 17 meses, así como a acudir a reuniones de alcohólicos anónimos y a pagar una multa de 1.300 dólares.

Según la Policía, cuando Gibson fue detenido en julio de ese año en el área de Malibú tenía unos niveles de alcohol en la sangre del 0,12 por ciento.

Además, llevaba una botella de tequila en el Lexus LS que conducía a más de 160 kilómetros por hora por Malibú.

El incidente se agravó cuando Gibson trató a una policía de modo soez, se declaró dueño de Malibú y dijo que los judíos tenían la culpa "de todas las guerras del mundo".

Después el actor reconoció su error y se disculpó dos veces públicamente por lo ocurrido.